La estructura del cuerpo


Arremete ante lo incompleto

de esta horadada y polvorienta,

cantina de pilotes rancios

ráfagas de olvido y hojarasca.

*

Sin paredes tuerce lo que queda

el viento lo hace lento pero llega,

quien clama sibilante desliza el enojo

olvida que el origen es causa de todo.

*

Es tiempo de pedir y prometerse

que el agua y el cemento han de mezclarse

y agobiarán a las tormentas venideras,

darán al corazón el fuego

y al alma ese reposo entre los huesos.

 

Muere tu vida – Subterfugio Nº 2


Cuando el sastre de la moral

venga a tus días,

con la tela, los hilos del pasado

y cosa tus miserias a la moda;

que impones por los hechos,

el jugar con el fuego

fundirá tu carácter

y al transitar la vida

la humareda dará

la curva a los amantes del buen vino

y la carne quemada

atraerá a las aves

rapaces en su vuelo,

que derriben lo muerto

de tu vida y lo inerte,

morirás algún día,

yacerás entre piedras

sin siquiera la menor ceremonia,

sin tumba, sin entierro,

el viento llevará tus huesos echos polvo

al olvido cardinal de sus antojos.

El barco


En esta embarcación

que se ajetrea,

fui capitán,

fui polizón y pasajero.

*

Yo pude en el timón virar

en un intento de hallar costas,

pero por más que izara

velas contra viento

las aguas espumosas decidían,

rebasaban cubierta y escotillas,

pudriendo así los víveres,

maderas, velas y esperanzas.

*

Entre suspiros y tensiones

hacían de mis días marejadas,

el malestar de tanta sal

raspándome los dientes.

*

Entre destellos de estas casi

quinientas noches desde anoche,

mientras los arrecifes se aproximan

digo ya se muy bien lo que no quiero.

*

No seré el náufrago

de ningún continente,

o cualquier isla,

parado aquí hacia estribor

miro una vez más

aquello que sería,

aquello que no fue,

salto, entonces agua, espuma,

dos lágrimas entre burbujas.

 

Quema estos trazos


Infante el trato

que te he dado,

concientemente distanciado

bebo el error, veneno.

*

Te he dicho tanto adiós

dejé caer tantos te quiero

que ruedan por el viento

en tu vereda y en silencio.

*

Me fundo a tu pensar quisiera

ser parte entera en tu bagaje

ser esa foto en el recuerdo que

brisas caer dejan, a tus dedos.