El vuelo del Oxidiano


Y le dio alas

y se lanzó al vacío,

dejando todo atrás.

*

Ella lo amó,

dejó de ser

y perdió todo.

*

Su vida quedó atrás,

se extinguió por amor

y él por amar vivía.

*

Llegó a la tierra

que el tiempo le borró

y siendo nadie aquí, regresó.

*

Mientras el viento le golpeaba la cara

la silueta del mundo se acercaba,

sin saber que perdía, sin saber que ganaba.

*

Se torció inexperto

aterrizó con fuerza,

desgarró el suelo con los talones

y el aire liviano le inundó los pulmones.

*

Volvía al mundo,

¿Error u osadía?

Anuncios

El juego


De tanto pedir perdón

se hará manía,

se volverá costumbre y norma

esta dicotomía.

*

¿Es por error tanto pedir perdón?

¿O es que la vida viva es diferente a todo?

¿ Cuanto más se hará cargo del lodo

el recuerdo beodo que cargan los locos?

*

La cordura cuerda,

que sólo ata y maltrata, 

que al cuello ahorca 

y que a gritos ahoga.

*

¿ Como seguir con los ojos abiertos

en esto que le llaman juego?

se juega con el hambre, se juegan con los sueños,

se juega como siempre con el dolor ajeno.

De que sirve


¿De que sirve

empujar por la empinada,

montaña egoísta

la esperanza?

*

Que crece por el ego,

de cada uno, uno pretende

llegar hasta su cima,

ser importante en la vida del otro.

*

Y ese sinfin de herramientas

que trepan crujiendo nuestras ruedas,

la tierra debajo se derrumba,

y todo vuelve abajo, al principio.

*

¿Y a quién le importa?

Si la montaña es suya

y mis problemas míos,

es uno el que suda y no una burra.

Vida de odio


Su dolor crece

y devuelve al cúmulo de fluctuaciones

la energía alterada,

el sufrir derruye lo próximo.

*

Heridas profundas,

cubiertas de pena,

ligeramente imperceptibles

la causa, su guía.

*

El veredicto unidireccional

golpea todo lo que delante cruza,

así calma el pasado

y devuelve a la vida,

antiguos demonios olvidados.

*

Lo probable indica el final,

como aquellos que a solas

observan las últimas hojas de la historia,

el desenlace es próximo e irrefrenable.

Mentir a.


La mentira como la guerra

comparten un acierto,

quien las evita,

a la muerte le esquiva.

*

A la muerte por vida

el que evita la guerra,

en lo vulgar de ser traidores

se nos muere el reflejo.

*

Ya los espejos

nos rechazan sin gestos,

las miradas que posaron mis ojos

son distancia, agrieta la herida.

*

Fue por una mentira

que mi vida ha cambiado,

aquello que tracé, pintado,

esta lluvia en los ojos,

arrastra por la paleta húmeda

el púrpura, el ámbar,

el azul y el blanco.

*

La mezcla se oscurece,

la mentira se cae desde el cuadro

y nos mancha las manos.

*

En vano intentar evitarlo,

más lo corres,

más te pintas.

Muero por ti (En vano)


Si pudiera morir para ti

lo haría,

y quedarme tieso a tu lado

como un premio, un trofeo.

*

Suena sádico mi sentimiento

pero es difícil dejarte,

sabiendo lo que mueres,

sabiendo lo que sufres.

*

A veces pienso

¿ Y si muero por ti

dejando el corazón en una lata

vagar por donde vayas,

haciendo lo que plazcas?

*

Del crepúsculo momento acorde

donde los pensamientos se esclarecen,

como si se tratara de un horario divino

concluyen mis atormentados consejeros.

*

Ni siendo un muerto a tu manía

el amor se construye,

pues esta vida le ha enseñado

a quien te escribe,

a quien lo lee,

que la vida no es justa,

la vida es eso que sucede

entre el recuerdo y lo añorado.

 

Tinta del alma


El torrente gramático

todo lo inunda y lo recorre,

la destreza de tomarlas recae

en el guardián de las corrientes,

quién retiene las posibles y cercanas

palabras,

expuestas por la inconsciencia,

que recrea irrefrenable

los hechos surgidos por la cronicidad violenta

de aquello similar a la vida,

de lo residual que explota y se dispara

a veces en poesía,

a veces en el nudo

aquel que deja sin aire a la memoria,

al espíritu, esperanzas.