Proceso – Ego identificado


Socavan lo poco perfecto

la endeble estructura áurea que rodea,

sus roncas conciencias despiertan

con su indiferencia el rugoso recelo

de mi latente fervor cotidiano.

*

Aprendo hoy, pasado los días,

intento en realidad,

a desarmar el ego que han creado

el pasado, mi historia y mis acciones.

*

Reboso de energía compulsiva

ante los supuestos errores circundantes,

con la esperanza de poder ayudarles

grave mi error por fin comprendo,

cada tiempo, cada alma, cada cuerpo.

*

Dirijo ahora las ansias al centro

sitio de mi energía, motor,

con el deseo y el sueño de la acción

el plan se traza solitario y solemne,

ya comienza la historia elegida.

Anuncios

Limitaciones


Si supiere que el tiempo

es corto y preciso,

cercano y tajante

reseco de virtudes,

advertiría a ciertas emociones

su expresa voluntad en breve.

*

De saber el final

de ciertos hilos en mi historia,

precisamente el plazo

no olvidaría

decirle a cada uno lo correcto.

*

Los amores con dudas

sujetos al mensaje lo sabrían,

si supiere que el tiempo se termina

los miedos serían obligados,

deberían actuar antes de lo pactado

que en su momento nunca es lo correcto.

*

Si del tiempo las sombras fueran menos

las desdichas sin razón se morirían,

a lo sumo por pocas su poder mermaría

y de la vida corta una estancia querida

haga la nueva forma de medir los suspiros,

los errores franqueables por fin merecidos.

 

Conexo e inconexo. Subterfugio N°1 bis (De lo bilingüe entre el alma y el cuerpo)


De saberlo indivisible

me retracto,

en cierto modo

el cuerpo es par.

*

En esa conexión

vengo fallando,

pues de mi alma emana

por ella lo sentido.

*

En el onírico pasaje

que recorren las órdenes,

suceden cosas que imposible

me resulta evitar y fallan.

*

En lo que amo me detengo,

controlado involuntariamente

los destinos se acallan

y el yuyal los decora ante mi negativa.

*

No necesito rima cuando desespero

pues el vacío reseco por la ausencia de mi reflejo

yace en silencio forzado y aún me obligo

a continuar ante la burla y la desesperanza.

*

Quizás suceda nada,

tal vez los sueños mueran, el intento, todo,

y lo vano endiose la vulgaridad humana

y nos recuerde que nacimos para no ser nada,

que nada de esto se volverá real pues lo real es inventiva,

el error, la vejez, el desacierto, la traición, somos todo esto

vivimos de la excusa, intentar es vivir y no hay opciones.

*

Somos lo que negamos

y así morimos,

artificial es la verdad y pocos

deciden empujar la gravedad neurótica

que nos construye y nos insufla vida.

Antes de ser y del momento


Plácida y delicada

la madeja pierde su tensión,

los hilos de la memoria

deslizan sus hebras hacia fuera.

*

Entre mis dedos ahora

las ideas me aguardan,

hacer de lo pasado

un presente melifluo.

*

En la penumbra

desovar claves,

y redimir de luces

la polvorienta entrada.

*

La verdadera libertad

indescriptible se propaga,

el cuerpo retoza de nueva vida

los sentidos lo propulsan todo.

La verdad y la muerte. Pt.2


Yo desconozco

la sensación continua

de la sangre calma,

de la mente tan tibia.

*

De todos los días

casi todos en mi vida,

la lágrima amenaza su escape

con esa cotidiana presión sobre mis ojos.

*

¿Tendré enferma la vista?

que la melancolía acurrucada

se me duerme en el cuello

y amanece en mi espalda.

*

Tal vez enferma esta mi vida

tal vez enferma está la vida,

y virulento se pasea el espectro corrupto,

parido de la humanidad misma,

antiguos dioses de carnes podridas

que nos gobiernan desde ultratumba

injusto sucede desde antes de vivir.

El campo gris.


Nuestras hojas de otoño

despellejadas en verano,

el olvido punzante cala su forma

reseca y quebradiza, sin vida.

*

El campo llano advierte

no habrá cosecha,

las semillas vuelan

sobre la piedra mueren.

*

Los surcos y el terreno arcilloso

dan el mensaje claro,

el trigo muerto la luna alumbra,

con su inocente y pálida luz espectral.

*

Los últimos brotes

arrancados en la tarde de ayer

presagian,

olvido, recuerdos y claveles.

*

Si sus ojos frotaran esa imagen,

detengase a un costado,

contemple y alimente

fantasmas que aguardan,

la historia que no fue.

RES COGITANS


Siento cada día lo inútil del cuerpo

me ata a él la vida y ciertas perversiones,

es básico y me arrastra,

debo seguirlo, no se puede salir de él.

*

Sueño un ser anfibio,

apacible en el fondo, quieto,

mientras todo gira a su alrededor, sus ojos caen,

su cáscara en realidad, y todo se desprende de sí.

*

La dimensión que me socava se extingue,

los planos se desdoblan pero el cuerpo no pasa,

un periscopio espectral observa tímidamente un azul opiáceo,

vuelve a mi boca y se confunde en la materia.

*

El pensamiento parece fluir con el éter,

radiación propulsada por la energía configurada por el espíritu,

la última representación del hombre y la que deja de ser,

su obra maestra, el alma.