No existe como tal. (Justicia)


Lo justo pende

del listón herbáceo

que columpia su fruto.

*

Sin la luz que refleje

las figuras estimativas

la verdad se encuentra debajo.

*

Cruje la savia,

tiembla la vida,

el crepitar repentino

divide los sonidos,

de los deseados,

de los inesperados.

*

Entre el veneno ciudadano

pivotea su carne violácea,

su mora se tiñe de lo cierto.

*

De vida la vida no da nada,

no hay dios en el tiempo,

la arena mojada o cristal roto,

eso es lo cierto.

 

En honor a los jugadores del Club Chapecoense, vuelo fatídico; por negligencia humana y avaricia.

 

 

Adiós, recuerdo y el mensaje.


Hubiese querido

que la eternidad te asiera,

un tiempo más

casi todo el mío.

*

Me retumba cálidamente

los acordes, el eco,

los cálidos discos donde reposaban

melodías, la pared, tu cama.

*

Una tarde me tembló en el pecho

la congoja, un nudo, el frío,

un llamado y por otro tu olvido.

*

Nunca hay tiempo para todo

la verdad es ahora,

el adiós nunca demora.

El hijo muerto


El hijo muerto

que parió la simbiosis,

de los encuentros funestos;

el día que limpié las miserias en las tuyas,

yace frío a tus pies,

en la esquina, el café.

*

Lo pútrido que invade los sentidos

impide y direcciona lo agudo que se pierde,

se presiente el desenlace incluso

en la más sólida verdad de quien la ampara.

*

Lo tomo de las piernas

lo tomas de las manos,

y la fosa elegida ya no importa

los dos sabemos que la muerte

no merece guirnaldas ni coronas,

das vueltas con las ganas

de olvidar el camino,

evitar de una vez los desentierros,

las resurrecciones no soportan

ni saben de segundas intenciones.

 

Un día llegaremos


Aunque la verdad nos digan

es distinta, cada cual que la mira,

no olvidemos pensantes

que la vida, tu vida,

es punto de partida

el resto valles,

azul, parajes.

*

Los difíciles días fueron creados

con la ilusión de ser destino,

nada tiene una huella

somos el paso y el camino,

las pirámides

se pueden derrumbar,

a gritos.

*

El temor escondido en el lado equivocado

necesitamos coordenadas, comprobarlo,

y cuando de todos los intentos

demos el bueno, el acierto

temblaran para todos

las calles, lo seguro,

llegaremos.

 

 

Dime si puedo.


Si supieras lo que guarda mi piel,

lo que se lee en mi ojos,

lo que guardan mis huesos,

¿Te quedarías allí?

*

Tengo el defecto de decir

decirte todo lo que siento,

¿Has conocido más así,

o solo yo soy el que lo ha fallado?

*

La verdad es la ilusión,

el supuesto orden correcto

en que la boca suelta las palabras,

 

Y el mensaje se oxida

al contacto del aire,

la mentira es involuntaria

sin excepciones

siempre es mentira bajo algún cristal.

Inciertos (6)


La verdad

imperfecta, humana,

irresoluta.

*

La intención

exorbitante, presumida,

lugareña.

*

La voluntad

distante, voluptuosa,

diamantina.

*

Los hechos

(melodrama), predecibles,

censurados.

*

El amor

deseado, inacabado,

pretencioso.

*

Los hombres

incompletos, unitarios,

divisibles.

Factor humano


Esa rechinante

periodicidad de engranajes que retumban

en la bóveda osea

me limita.

*

Siento reseca

la compleja matriz

que me hace uno.

*

Pienso que vivo equivocado

se siente tal vez como el delirio

y si la verdad digo con frecuencia

a la locura me aproximo,

ya que mi edad delata “No eres niño”.

*

Lo humano que se esconde

reserva en su intrincado

los ojos despojados de obstrucciones.

*

Y es que duele la luz

de lleno en las pupilas,

ceguera momentánea se ha contado,

como el hecho de hacer contacto con un monstruo,

ya se porque las luces

todo el tiempo en ocasos,

se ve realmente a ojos cerrados,

mata la noche más cobardes

que cualquier peste, guerra o decepciones.