El campo gris.


Nuestras hojas de otoño

despellejadas en verano,

el olvido punzante cala su forma

reseca y quebradiza, sin vida.

*

El campo llano advierte

no habrá cosecha,

las semillas vuelan

sobre la piedra mueren.

*

Los surcos y el terreno arcilloso

dan el mensaje claro,

el trigo muerto la luna alumbra,

con su inocente y pálida luz espectral.

*

Los últimos brotes

arrancados en la tarde de ayer

presagian,

olvido, recuerdos y claveles.

*

Si sus ojos frotaran esa imagen,

detengase a un costado,

contemple y alimente

fantasmas que aguardan,

la historia que no fue.

Anuncios

Ese lugar secreto


En ese lugar

tu pintas acuarelas,

o dejas el color que trae puesta.

*

El techo da la altura

si el frío ataca lo bajas,

lo subes en verano.

*

Es el diámetro pequeño

cuando pensando estas,

no más que tu memoria en el lugar.

*

Expandes las paredes

pues las visitas sanan,

cuando sobran silencios, carcajadas.

*

Es un lugar sagrado en la montaña

de tu cuerpo rocoso y empinado,

donde en el corazón descansan

y en tu cabeza guardas en la memoria su llegada.

Olvida todo lo que poco vale.


¿Qué importa

si se lo llevan todo?

aquello que no vuelve

se fue solo.

*

Que dé sombra en verano

a otras espaldas,

ya que serán su frente

la visión de sus frutos.

*

Y tu contando arena

a la orilla de tu desierto,

tendrás alternativas

volver a la marcha;

entre las mismas dunas,

atreverse a nuevos rumbos.

*

Dí adiós a espejismos

espero que esto hijo,

amigo o vagabundo,

te dé la pauta,

la ruta a un sano camino.

 

Reclamo vano


¿Quién o que clama en tu auxilio desde el fuego?

y en tu apuro por lo bajo escucho risas

¿Cuán perverso que a su antojo vuelve al llanto?

y me miras como extraño al neblinarse así mis pruebas.

*

De cenizas nos cubrimos toda llaga y te pregunto

mientras guardo lo mío, oculto entre dos sombras

¿Qué rellena cuencos sin semillas de estas fotos?

¿Distorsión gráfica que muestras y finjo de creerlas?

*

Perdona si te juzgo es mi sentido, que se aleja

que yo sigo, como amores de verano

por su frío el rechaza sin cuestiones

y el que carga puede ser más de uno mismo.