El vuelo del Oxidiano


Y le dio alas

y se lanzó al vacío,

dejando todo atrás.

*

Ella lo amó,

dejó de ser

y perdió todo.

*

Su vida quedó atrás,

se extinguió por amor

y él por amar vivía.

*

Llegó a la tierra

que el tiempo le borró

y siendo nadie aquí, regresó.

*

Mientras el viento le golpeaba la cara

la silueta del mundo se acercaba,

sin saber que perdía, sin saber que ganaba.

*

Se torció inexperto

aterrizó con fuerza,

desgarró el suelo con los talones

y el aire liviano le inundó los pulmones.

*

Volvía al mundo,

¿Error u osadía?

De que sirve


¿De que sirve

empujar por la empinada,

montaña egoísta

la esperanza?

*

Que crece por el ego,

de cada uno, uno pretende

llegar hasta su cima,

ser importante en la vida del otro.

*

Y ese sinfin de herramientas

que trepan crujiendo nuestras ruedas,

la tierra debajo se derrumba,

y todo vuelve abajo, al principio.

*

¿Y a quién le importa?

Si la montaña es suya

y mis problemas míos,

es uno el que suda y no una burra.

Solo dime si puedo


Solo dime si puede

mi mano recorrer tu espalda,

mi lengua repetir lo mismo

mi sed beber tu vino.

*

Te besaré la boca como quieras

y remolinos de tu pelo entre mis dedos,

dibujaré en tu cuello lentamente

la marca imperceptible por el resto.

(Será en él, de mi, un recuerdo).

*

Perfume mi savia tu memoria

y recorra los sitios oscuros de tu cuerpo,

que el recuerdo se borre en uno nuevo

y repitamos todo como el amanecer,

que siempre joven como tú nunca se cansa.

*

Si te caes, detrás te tengo, suavemente,

seré el primero y serás libre

creerás que tus piernas se derrumban

y te hundirás en el jardín,

el néctar tuyo volverá a la tierra.

Oda al Agua Nº1


¡Oh Agua!

que recorres el río

y golpeas las piedras,

que te acercas de a poco,

atraviesas las fauces

de agitados peces,

escapas por sus branquias

y ruedas impelada

agitando el fondo,

revolviendo la tierra,

desorbitando caracolas,

agitando los cuerpos

oliváceos de diminutas plantas,

llevándote contigo las hojas

viejas que se sueltan.

Así tu vienes y te acercas,

eres una y a la vez todas

y esculpes los costados,

el suelo acuoso,

todo lo transformas a tu paso

según tu carácter o energía,

y al final del día

te escurres al cubo de madera,

reposas mansa y apacible,

te viertes desnuda en el vaso

y me recorres hasta colmarme

de tu fresco cuerpo y aroma

se nutren mis desiertos.

 

Humanico


A que viene todo el esfuerzo humano

en un mundo de máquinas que pisotea,

cada caricia, cada frase, cada trazo,

se que se muere a cada rato, la sangre gotea.

*

Creo que ni este líquido vívido dentro del cuerpo alimenta la tierra,

ella soporta sin importar la ofensa,

reprime la rabia de sus entrañas térreas,

al menos por ahora, espero que se canse en cuanto pueda.

*

Y así me pasa, que de mi amor continuo nada queda

te amo cuando puedo, cuando poso la vista en la natura,

la paciencia es un mal que aplaca la ira y posterga lo humano

cuando los clavos que ocultan al hombre se desgasten

hasta Dios mismo le dará la espalda a ese momento.

Subterfugio Nº 10 bis – Para ti (Mi paz – Mi vuelo)


Nos arrancamos sin ganas

la presencia del otro,

alejarse a la fuerza es inhumano.

¿Dime mi amor en donde

se encuentra la normalidad de todo esto?

*

¿Entiendes porque gruño?

Pues el sol que se apaga lentamente

se mantiene en su eje,

el no puede cambiar

allí se queda, nosotros no.

*

Son las tardes que brillan,

los herbazales vírgenes

que mueren y renacen,

aguardándonos,

las pisadas, las risas y los besos,

de gente enamorada,

de tu y yo en el cielo,

esta tierra.