El hurgante


El lúgubre rumor

de tanto incierto,

se arrastra por los cuartos

sonando sus cadenas.

*

Domina desde adentro

sector inalcanzable,

sin tiempo cada día

corriendo en mi memoria.

*

Jugando con lo oculto

desmorona,

la pila de hojarasca

arrinconada.

*

En el reflejo

de las lágrimas guardadas,

me muestra contra luz

todos los miedos,

innecesario manifiesta así mi huésped

el sincretismo malogrado taciturno.

Anuncios

Subterfugio Nº 28 (Aproximación y punto de partida)


Errante taciturno

voy, vengo,

frotando por la piedra

los talones, la suela,

queriendo así

rasgar las penas,

desangrar imparable el sentimiento,

quitar la humanidad del cuerpo,

ya falto de la savia humana

humedecerme,

hacer la tierra barro, pantanales

licuar su impenetrable

alianza, roca entre raíces,

y hundir el resto

hacia el Magma central

del corazón celeste

para latir fundido

hacia el perdido Génesis

ser el cero

final y comienzo.