De las partidas


La mirada imbatible

derrumba mi coartada,

es así, te observo

te extraño y te deseo.

*

Mi corazón late pidiendo

saber si en mi tu piensas,

¿Será que mi dibujo

ya ni sombra contornea?

*

Se desprende apesadumbrado

el recuerdo del bolsillo del alma,

el abrigo del corazón herido

el recuerdo de la vuelta a la soledad.

*

Así te vas, ligera

y entre mis ojos tu partida borrosa,

eterna pues en mi

el adiós transcurre infinito.

 

Anuncios

La verdad y la muerte es una sola.


Ella esta ahí

en mi costado eterno,

como parte de mí

la ignoro cuanto puedo.

*

Me sigue al lado de mi sombra

no me asusta pero se que me mata,

es todo eso que rechazo

lo cierto, lo real, lo supra humano.

*

Y siendo como es y su paciencia

intento disuadirla de reojo,

algún día de pena máxima

sucederá el error de los errores

y moriré tan frío más allá de la muerte

en el olvido.

Lo que realmente es.


Si pudiéramos ser

lo que realmente somos,

la verdad que se yergue

se desplomaría.

*

Si pudiera usted ser

lo que le oculta al mundo,

lo depravado el agua

y hasta lo impío a todos

le quedaría chico.

*

Si todo comenzara ahora

mientras sus ojos corren estas letras,

haría un lado los libros, lo sacro,

obligaría a mis ojos somnolientos

a perseguir su sombra,

su verdadera historia.

El banquete


La enfermiza dosis

que me aplica el mundo,

duplica el volumen

y refuerza la carga.

*

Deshago forzado

latentes impulsos,

y entiendo que el mundo

perverso me prueba.

*

La sed y la sombra,

la sal y las gotas,

la fuerza y difícil

frenar de mis ansias.

*

Hay quien me comprende

y es quien me permite,

sus reglas son simples

aguardo el minuto, la hora, el segundo.

*

Desgarra mi mente los hilos que impiden,

lo opíparo en frente

de mis ojos ávidos,

transmiten sabores futuros con exactitud.

De tener


Yo no quiero nada

no necesito “poseer las”,

del calor el fuego

no la brasa en mi cuerpo.

*

De tus dedos caricias

y la piel a distancia cautiva,

con respiro y ausencia,

con presencia y prudencia.

*

Del humo florido la fragancia

y que vuelva a la tierra la ceniza,

de las jaulas al fuego el espectáculo

y las plumas vencidas se desprendan.

*

Los amores en pájaros volando,

de la cárcel soledad al condenado.

Apreciar la figura que circunda

que la sombra de tener es el problema.

Entonces…¿Qué?


Si el exangüe deseo

no nos ata,

¿Qué sujeta a este cuerpo tu distancia?

*

Si el sonar de mi voz

quién concatena,

¿Qué palabras la tuercen tu sonrisa?

*

Si el calor de mi boca

demasiado,

¿Qué labios tienen la temperatura?

*

Que poco es necesario

a este derrumbe,

la historia, las palabras,

la gloria edificada fue en concreto.

*

Se soslaya por factores externos,

por buscar otros besos

y la imagen que queda se desangra;

es la sombra en las ruinas,

recogiendo el pasado y solo eso,

se le escurre cual polvo entre los dedos.

Olvida todo lo que poco vale.


¿Qué importa

si se lo llevan todo?

aquello que no vuelve

se fue solo.

*

Que dé sombra en verano

a otras espaldas,

ya que serán su frente

la visión de sus frutos.

*

Y tu contando arena

a la orilla de tu desierto,

tendrás alternativas

volver a la marcha;

entre las mismas dunas,

atreverse a nuevos rumbos.

*

Dí adiós a espejismos

espero que esto hijo,

amigo o vagabundo,

te dé la pauta,

la ruta a un sano camino.