El banquete


La enfermiza dosis

que me aplica el mundo,

duplica el volumen

y refuerza la carga.

*

Deshago forzado

latentes impulsos,

y entiendo que el mundo

perverso me prueba.

*

La sed y la sombra,

la sal y las gotas,

la fuerza y difícil

frenar de mis ansias.

*

Hay quien me comprende

y es quien me permite,

sus reglas son simples

aguardo el minuto, la hora, el segundo.

*

Desgarra mi mente los hilos que impiden,

lo opíparo en frente

de mis ojos ávidos,

transmiten sabores futuros con exactitud.

Anuncios

Ciencias n° 1


—Poco se sabe de la materia que circula en cada mundo, aunque la ventana a ellos, semicircular, parpadee en el segundo donde lentes biológicos coinciden, su lectura es pobre, incluso la lengua más instruida es incapaz de acomodar las palabras que dibujen aquello que ansían discernir.—

Codex



Poco se sabe de la materia que circula en cada mundo,

aunque la ventana a ellos; semicircular,

parpadee en el segundo donde lentes biológicos coinciden,

su lectura es pobre, incluso la lengua más instruida

es incapaz de acomodar las palabras

que dibujan aquello que ansían discernir.