Subterfugio Nº 62 – El intento, la culpa y el intento.


Es culpa

el moho en la punta,

el grafito verde.

*

Los sueños resecos

apenas,

pero dormidos por mi culpa.

*

Gran parte de mi pecho

late a ritmo,

sé el lugar.

*

El miedo

es el culpable dicen,

¡Qué cobardía!

hacer la culpa ajena la salida.

*

Sé lo que busco,

sé que está cerca.

Anuncios

Inalcanzable


De aquel jardín

que cruza por el vestíbulo,

tras el reflejo,

mis ojos se empañan.

*

Y tironeando del candil

donde ejerce mi corazón su ritmo,

la realidad lo quita.

*

La flor dionisíaca

que resalta;

en el perfecto lienzo de la naturaleza,

le refriega la verdadera clase

y forma de tallar la genética única

incluso a Diana descaradamente.

*

Y ante la crónica pena

que martilla mis sienes

respondo lo esperado,

fingiendo;

que el fenómeno biológico cercano

no destella con luz abrasadora.