¿En quién estoy pensando?


Tus palabras heridas

ruedan sobre el texto nocturno,

“Te necesito”

*

El insomnio me alerta

y entre el débil brillo

alcanzo a percibirte.

*

¿Será que sufres por mi ausencia?

¿El tiempo te ha quebrado y eres otra?

Tal vez de idealizar no me he cansado.

*

Suelto mi respuesta desnuda que atraviesa

el túnel de espinas que allí sigue,

desangrada llega inconfundible

y la respuesta repetida da la pista.

*

Tu frío atravesado te asemeja

a seres que la ciencia no conoce,

es como un día Joviano

de golpe día y al breve noche.

*

Debo quitarme los grilletes

que fingen enganchados,

en las paredes muertas

de la funesta dimensión fallida

creada en un pasado turbulento.

Anuncios

De la piedra que brota.


Sucumbo lánguidamente

entre la hojarasca bulliciosa

de mis húmedos calabozos,

de vestigios del éter circundante.

*

Allí posan mis abigarrados deseos

nativos de mi entorno inestable,

se nutrieron de grises y morados

de salvajes violetas y plateados.

*

Mis dedos horadan la frágil unión

señales débiles alcanzan el extremo,

aguardo, silencio y otro intento

repito hasta el hartazgo o la respuesta.

*

Como en el sutil azul del mar

el eco punza y lo acuoso penetra,

las voces múltiples resuenan,

los colores se mezclan y la savia

se derrama en el lienzo rasgado.

 

 

 

 

 

 

Subterfugio Nº 2 (Bis) – Paga el silencio


Antiguamente dedicaba

algo del tiempo a desdeñar

ciertos desaires y desatinos.

*

Hoy me doy cuenta

fallé a la matemática,

hasta el reclamo válido no vale nada,

en este caso.

*

Así aprendí, gritando,

frente a un espejo

morado por mis gritos.

*

Mi tiempo vale, (y su moneda brilla)

a aquel que calla, recompensa,

ahora es mi respuesta la sencilla

se cubre con el barro y se endurece,

es el silencio pestilente que acribilla.

Así que


Y al final

como siempre,

la respuesta te pega

en la frente,

como tratándote de idiota,

riéndose cuando debiera

habitar de inmediato en las inmediaciones.

*

Era matar de a poco

esos perros rabiosos que separan,

a todos, a nosotros,

del refugio caliente,

el tazón de sopa,

los niños en pijamas.

*

Así que

de acuerdo,

soy todo para ti

y en eso va mi vida.

Es el camino


Que como soy

Me has preguntado,

Infortunada risa

Fue pronta mi respuesta.

*

Soy como es este trazo

Con los errores vivos

De separar las frases

De repetir lo herido.

*

Si no te basta tanto

Sigue las tensas curvas

Son el camino raso

Describe hasta mis sombras.