RES COGITANS


Siento cada día lo inútil del cuerpo

me ata a él la vida y ciertas perversiones,

es básico y me arrastra,

debo seguirlo, no se puede salir de él.

*

Sueño un ser anfibio,

apacible en el fondo, quieto,

mientras todo gira a su alrededor, sus ojos caen,

su cáscara en realidad, y todo se desprende de sí.

*

La dimensión que me socava se extingue,

los planos se desdoblan pero el cuerpo no pasa,

un periscopio espectral observa tímidamente un azul opiáceo,

vuelve a mi boca y se confunde en la materia.

*

El pensamiento parece fluir con el éter,

radiación propulsada por la energía configurada por el espíritu,

la última representación del hombre y la que deja de ser,

su obra maestra, el alma.

 

Anuncios

Espacio profundo


Camina por el aire divagando

el pensamiento; extraño que parece,

choca en lo oscuro y los destellos

de una memoria que ayuda cuanto puede.

*

A tientas estas manos; deseando me encuentren,

me quiten del espejo quebrado,

hagan la imagen del reflejo del sueño

que desvela mis días y la vida.

*

Se que existo en un sitio,

se que migra y lo sigo,

el cuerpo es el mapa que recorro

y aunque parece poco

en la puerta del cielo esta mi mente

y el espacio de a poco todo lo gravita.

Escapada


Estoy en  cada sitio

flotando en pensamiento,

ausente ante mi cuerpo

evito así el regreso.

*

Denso es el aire

cuando respiras soledad,

marea, sin poder dar

se duerme la mano que brinda.

*

El lazo robusto

nos ciñe al cofre,

de nuevo el transporte

que obstruye la rienda.

*

Queriendo ser

mi propia némesis,

pierdo minutos

mientras respiro y sigo.

Latente


Lo punzante, latente
olvida la quietud del sueño,
el despertar violento
imagina,
inciertos prohibidos.

*

¿Que cimiento resiste el embate del deseo
de aquél que en la frugal mañana
ve su vida tan crónicamente rutinaria?

*

La ansiedad se clava como hierros
galopando la piel sin importancias,
es probable el daño a lo sentido
recurre el requerido al pensamiento.

*

¿Que hacer cuando la duda esta en la puerta
y necesita el cuerpo de la prueba?
¿Resolverá el dilema o morirá el amor cuidado?
Demolerán ciudades huracanes con nombres de salvajes.

Por las mañanas


Insípida brea

que entorpece el paso,

reseca,

se curte en su función pasiva

no detiene mi marcha,

con suerte evitará el desprendimiento.

*

Del suelo al cielo

rebotan en el cuadro

pensamientos,

dimensiones humanas prefijadas

nuestro emisor biológico sensible,

marco que da distancia, altura

y la aberrante costumbre de juzgarnos.

*

Es redundante y trabajoso

evitar reincidir el pensamiento

y dejar de tratar la anomalía

aquella cual parásito se posa

entre las sienes de nosotros perturbados.

*

Es por la enfermedad que existe cura

y por ella el esfuerzo, las jornadas,

desvelos y amarguras

y por esto engañamos los sentidos,

conformando ilusorias situaciones no deseadas,

las únicas que saben de verdades

son las dolidas, cansadas, las espaldas.

Subterfugio Nº 11 (Idealización parcializada)


¿A donde va

todo el deseo

que le sobra a este juego?

Si nos da el pensamiento

parte de lo inventado,

el áureo perfecto

placer de la estructura,

es materia, energía,

pero descarta

la puesta en práctica,

vestigios idealizados

se cuecen al olvido,

cartografía emocional

sin aparente uso.

Sinergia y reencauzarla;

el movimiento diario,

el fin mismo,

lo infinito hasta que cese

la marcha,

la sangre tibia a fría,

palidación cutánea.

 

 

Qué cada quién diga su “¿Qué?”.


Que te enferme lo injusto
y se quiebre tu dogma
que el dolor lo perfore
hasta verte desnudo.

*

Que la rima me aguarde
y la prosa me ayude
que el urdir del vocablo
borre tus pretensiones.

*

Que se quemen las naves
y haga fútil regreso
que muera tu pensamiento
haga hueso en la arena.

*

Que “Galeanos” colónos
y arcabuces sofoquen
que las costas del hambre
caigan ante su antojo.

*

Que de que si lo intento
y si falla el disparo
que de si te equivocas
grito fuerte al espacio.