Lo intentarán, no vencerán.


Lo injusto cala en lo hondo

deja grietas y abre un hoyo,

pasa el frío y los decires

de el que pasa y mira dentro.

*

Ese niño pequeño que labora

que deseamos se haga fuerte en el deshielo,

nos empuja a no doblarnos con el tiempo

enjugar las gotas que han caído

y volver por más, desde el cielo o desde el suelo.

*

Los intentos desde afuera (incesantes)

apabullan y desgarran al pensante,

muerde el polvo el que lo intenta,

muerde el hambre el que es cobarde.

Si usted fuera lo que dice ser. (Digamos padre)


Si no sabes

lo que vale un niño,

te haré pagar,

dijo una madre.

*

Si tu obvias

cada llanto (sus lágrimas),

te haré pagar,

dijo otra madre.

*

Si tu crees

que tu astucia te liberará,

te haré pagar,

dijo su madre.

*

Si tu ríes

descansando sin pensar,

lo digo yo, un hijo,

te hará pagar,

aunque la vida

cualquiera de ellas

tenga que dar.

Factor humano


Esa rechinante

periodicidad de engranajes que retumban

en la bóveda osea

me limita.

*

Siento reseca

la compleja matriz

que me hace uno.

*

Pienso que vivo equivocado

se siente tal vez como el delirio

y si la verdad digo con frecuencia

a la locura me aproximo,

ya que mi edad delata “No eres niño”.

*

Lo humano que se esconde

reserva en su intrincado

los ojos despojados de obstrucciones.

*

Y es que duele la luz

de lleno en las pupilas,

ceguera momentánea se ha contado,

como el hecho de hacer contacto con un monstruo,

ya se porque las luces

todo el tiempo en ocasos,

se ve realmente a ojos cerrados,

mata la noche más cobardes

que cualquier peste, guerra o decepciones.