Muero por ti (En vano)


Si pudiera morir para ti

lo haría,

y quedarme tieso a tu lado

como un premio, un trofeo.

*

Suena sádico mi sentimiento

pero es difícil dejarte,

sabiendo lo que mueres,

sabiendo lo que sufres.

*

A veces pienso

¿ Y si muero por ti

dejando el corazón en una lata

vagar por donde vayas,

haciendo lo que plazcas?

*

Del crepúsculo momento acorde

donde los pensamientos se esclarecen,

como si se tratara de un horario divino

concluyen mis atormentados consejeros.

*

Ni siendo un muerto a tu manía

el amor se construye,

pues esta vida le ha enseñado

a quien te escribe,

a quien lo lee,

que la vida no es justa,

la vida es eso que sucede

entre el recuerdo y lo añorado.

 

Anuncios

A la espera


El deshielo en tu pecho,
se sucede lento,
y a la espera del vital polen
me desplomo siempre minutos antes.

*

Descuidas entre resguardo y cobijo
bacterias que se filtran entre el sólido y líquido,
me queda así el consuelo
de que muero y tu mueres,
lo sé primero y luego tú.

*

Las fuerzas se agotan
como el sorbo al viajero
del agua faltante,
reina de los oasis,
viertes arena en mi espalda dolida

Subterfugio Nº 126 (El temor de estar en lo cierto)


Me sueño equivocado

y el sabor amargo

se alarga al mediodía

se licua en la tarde.

*

Sus agujas cosen

la carne de mi lengua

me enmudece de manera

mórbida,  impetuosa.

*

Sigo de cerca la marcha métrica

como si ello fuera a darme novedades,

lo inevitable y venenoso

es ignorar si mis sentidos fallan.

*

Si acierto, muero

si erro, muero

estoy condenado

a la ambivalencia sentimental perpetua.

Sensación – Simbionte crónico


Es que la palabra es estática

y me impide,

¿Con que letras describes

el aire que la sigue,

la sombra que la envidia?

*

No puedo sacar fuera

la sensación vibrante que da vida,

tal vez controle movimientos,

ondulaciones ígneas

o parte de mi cuerpo.

*

Creo que la conforman

estratos volátiles solares,

porque quema al contacto

quema la sangre

siento que muero lentamente.

*

Desprende esporas

indetectables como tantas de sus cosas,

respiro lo que fuera

sucumbo a la narcosis simbiótica,

no tengo forma de volver a ser.