Pánico


Llegó mientras dormía

y arrancó el equilibrio que quedaba,

el retumbe en el pecho

cerraba los canales del aire que faltaba.

*

En lo oscuro lloraba,

en lo oscuro moría

de manera real y la agonía

de saber en el fondo que es mentira.

*

Ella juega conmigo y corre el tiempo

el tic tac presuroso

de la sangre que frena o se acelera,

ganar o perder de eso se trata,

vivir o morir dando batalla.

Mentir a.


La mentira como la guerra

comparten un acierto,

quien las evita,

a la muerte le esquiva.

*

A la muerte por vida

el que evita la guerra,

en lo vulgar de ser traidores

se nos muere el reflejo.

*

Ya los espejos

nos rechazan sin gestos,

las miradas que posaron mis ojos

son distancia, agrieta la herida.

*

Fue por una mentira

que mi vida ha cambiado,

aquello que tracé, pintado,

esta lluvia en los ojos,

arrastra por la paleta húmeda

el púrpura, el ámbar,

el azul y el blanco.

*

La mezcla se oscurece,

la mentira se cae desde el cuadro

y nos mancha las manos.

*

En vano intentar evitarlo,

más lo corres,

más te pintas.

Culpas. (Exilio inminente)


 

Me sentí obligado

a transformarme

en el monstruo que tanto evité.

*

Te golpeé con la lengua

y la mentira,

para arrancar mi corazón

de tus entrañas.

*

¿De que otra forma yo podría?

si por ti misma era imposible,

la culpa se licua,

sangre y lágrimas se arremolinan

vertiéndose por la rejilla de la ducha.

*

Nadie sabrá que aún te amo

parece extraño,

pero aunque la distancia es necesaria

el sentimiento yace,

en alguno de mis rincones sórdidos

como maderos olvidados encendidos,

y su náufrago trepado a la cubierta

de aquellos remeros navegantes que pasaban.

Subterfugio Nº 131 (La mentira es el hombre)


La mentira es el hombre

la imperfecta capacidad

que nunca cambia,

de fundar en supuestos.

*

La observancia sin peros

los errores añejos,

la obsoleta manía de “modelos”

la miseria vigente irrefrenable.

*

Se buscan las respuestas

allí, afuera

y el amor que se muere mientras trazo

azules, grises y un otoño.

*

Estas palabras temblorosas

porque saben que mueren,

aunque dicen “le espera”

un lugar merecido, el olvido.

Dime si puedo.


Si supieras lo que guarda mi piel,

lo que se lee en mi ojos,

lo que guardan mis huesos,

¿Te quedarías allí?

*

Tengo el defecto de decir

decirte todo lo que siento,

¿Has conocido más así,

o solo yo soy el que lo ha fallado?

*

La verdad es la ilusión,

el supuesto orden correcto

en que la boca suelta las palabras,

 

Y el mensaje se oxida

al contacto del aire,

la mentira es involuntaria

sin excepciones

siempre es mentira bajo algún cristal.

Un nuevo aciago.


Algo de culpa tengo,

existe de mi parte,

pues al tratar con ellos

no es evitable equivocarse.

*

La perfección de la mentira

es peligrosa,

tanto que el desenlace

de lo incierto es asesino.

*

Pero quien anda

reflejado entre las nubes

de heridas, cicatrices,

despreocupa.

*

El sol cura a unos pocos,

mientras que al resto

los desnuda y enceguece.

 

Unmano


No

No pido reconozcas el enjambre que puebla.

La verdad se mueve por el tracto

retuerce conductos, la gorgona henchida

atada entre los azarosos días de mentira

vomita en reclamo, desea arrastrarse entre mi sabia humana.

*

Al báratro, empujo las miserias que puedo

quedan pedazos de mí, la costra del espíritu muerto

me persuade la seda profunda de perfumes funestos

no me envuelve, me viste, lamo la glotis supurante.

*

El tiempo corre para el tiempo

me sueño entre vidrios y arena,

adrede la suelto en mis ojos

soy consciente de que nada me turba ya.

*

La imperfección, matemática, física equívoca,

lenguaje baldrago, incapaces de leer el sonido

no pueden descifrar el cripto que nos forma

ajobo por lo oscuro, mueren por azote de vulga luz.