El pozo


Del cordal pende

esa línea,

se sumerge

y taciturna espera.

*

El pozo lúgubre

desde este punto

parece aterrador,

pasible de sonido.

*

En su quietud

confunde la ligera estima

y ofrece a aquel que acepta

el fruto del fondo, indescriptible.

El hurgante


El lúgubre rumor

de tanto incierto,

se arrastra por los cuartos

sonando sus cadenas.

*

Domina desde adentro

sector inalcanzable,

sin tiempo cada día

corriendo en mi memoria.

*

Jugando con lo oculto

desmorona,

la pila de hojarasca

arrinconada.

*

En el reflejo

de las lágrimas guardadas,

me muestra contra luz

todos los miedos,

innecesario manifiesta así mi huésped

el sincretismo malogrado taciturno.