Fotografía.


Te digo adiós

pues es lo que aquí pides,

te devuelvo el espacio vacío,

conmigo las cadenas, tú el silencio.

*

No me giro

conozco el pasillo,

y se que no volteas

aunque arrastre el aliento,

los latidos.

*

Lo vivido se clava entre mis pómulos

me obliga la imagen al recuerdo,

duele y arranco esta memoria huésped

cansado, dolido, el mejor camino.

*

Sabías diez “te quiero” detrás

de mi destino,

los dos callamos

yo lo sentía.

*

Sigo de largo

y esquivo la entrada en la vuelta,

un pie después del otro en la vereda,

cerca del crudo ruido de este centro,

evitando como puedo el sonido,

haciendo del pasado al menos

el cine mudo del recuerdo.

Anuncios

¿Será?


¿Será que hemos sido

la mitad del libro

que nos han prestado?

*

¿Que al girar las hojas

pierde  el equilibrio

y entre pasa y pasa

se asoman las notas?

*

Y rozar los pliegos

de aventuras secas,

de manchones negros,

de collage de  amores.

*

Ya se por qué te frenas,

intentas persuadir la arena,

no intentes reescribir lo ausente.

*

Si poca vida

curtió lo escrito,

haz del final un laberinto.

*

Y de tu vuelo al sol

crispen las alas,

fúndete estrella,

sé guía,

sé fábula de próximos latidos.