El juego


De tanto pedir perdón

se hará manía,

se volverá costumbre y norma

esta dicotomía.

*

¿Es por error tanto pedir perdón?

¿O es que la vida viva es diferente a todo?

¿ Cuanto más se hará cargo del lodo

el recuerdo beodo que cargan los locos?

*

La cordura cuerda,

que sólo ata y maltrata, 

que al cuello ahorca 

y que a gritos ahoga.

*

¿ Como seguir con los ojos abiertos

en esto que le llaman juego?

se juega con el hambre, se juegan con los sueños,

se juega como siempre con el dolor ajeno.

Anuncios

Mil veces lo haría


(Saluto)

Inofensivo el juego,

de poner en contacto

nuestros cuerpos.

*

(Affirmazione)

De manera inusual

leí tus labios,

distancia perturbada.

*

(Sentir)

Vibrato e la parola

il mio cuore batte

malato di passione.

*
(Intenzione)

Deseoso de ser testigo

mis caricias en rocío,

ser cobijo en este frío.

*

(Vorrei)

Infortuno el destino,

que importará el camino

si me dirijo a estar contigo.

Un juego


Hagamos una cosa.

Ya que los días corren como siempre,

digamos que la gente se abraza sin sentido,

pensemos que los niños no viven en la calle

que por un rato, sólo están perdidos.

Veamos que lo extraño

son los lugares sin sonidos,

¡Escuche tanto ruido!

es la palabra,

que vuela efervescente

de boca en cada oído

y pocos son los autos, colectivos,

las nubes van de blanco,

se observan las palomas

en baldozones celestes y de brillo,

y el miedo es un vocablo ya perdido

impreso en diccionarios del olvido.

Digamos que el trabajo es compartido,

que todo lo que tienes no lo tienes,

y el recelo a la inversa el sentimiento,

sin recelos, sin sentir más deseos por lo ajeno,

por lo vacuo, lo inerte o irrelevante,

de poseer lo transformado sin sentido humano.

De lo que ya no es necesario los más jóvenes

se ríen, de lo viejo,

y en los pasillos de museos sin fondos,

televisores y teléfonos como amuletos,

se aburren en vitrinas sin reflejos.

Digamos que hoy no importa lo que importa,

tal vez jugando,

haciéndonos de vez en cuando así esta broma,

quién dice que aprendamos

en vez de odiar a amarnos.

Subterfugio Nº 11 (Idealización parcializada)


¿A donde va

todo el deseo

que le sobra a este juego?

Si nos da el pensamiento

parte de lo inventado,

el áureo perfecto

placer de la estructura,

es materia, energía,

pero descarta

la puesta en práctica,

vestigios idealizados

se cuecen al olvido,

cartografía emocional

sin aparente uso.

Sinergia y reencauzarla;

el movimiento diario,

el fin mismo,

lo infinito hasta que cese

la marcha,

la sangre tibia a fría,

palidación cutánea.

 

 

De esas estupideces tan en vano


Sera cuestión de sufrir

todo lo que vos quieras,

cortarnos con palabras cualesquiera,

de las más afiladas,

las que mayor dolor nos acometan.

*

Y resistir hasta el primero caiga

convaleciente como sigo espero,

aunque resulte estúpido este juego,

¿Será que amarse de morir se trata?

¿Será que aburre de esta vida violenta,

los trazos de un poeta, los claveles violetas,

la pasión por los sueños, la ansiedad por la dicha?