Develar


Se arremolina entre las hojas

ideas, segundos faltantes,

el tiempo en las manos se escurre

y el lamento solo deja caer más.

*

De nuevo la forma lo impide

el error es la humanidad que cargamos,

no es útil la herramienta biológica dispuesta

la consciencia solo advierte la inutilidad.

*

Nos culpamos de la naturaleza imperfecta

conocemos lo justo siendo errores antiguos,

es difícil culpar a quién no puede

no es motora el impedimento,

radica en la psiquis la mayor complejidad del ser.

Anuncios

Panorama


Esto ya no se trata del éxito

se trata de refugiarse,

abrazados

entre los escombros de la sociedad.

*

En las noches correr, besarse y observarnos,

saltar, huir y así evitar ser capturados,

por la maquinaria física y falsamente omnipotente,

esos hilos que atraviesan los ojos,

que direccionan los impulsos

coartando el florecimiento de los sentidos,

volviéndonos fétidas masas

y cómplices de la barbarie por el miedo, el temor a perderlo,

seremos así los bloques que conforman las pirámides de los amos.

*

Necesitamos una explosión de humanidad

que arrase el odio,

las diferencias, y volatilice la pasión,

una pandemia de lógica y amor recíproco infestante.

Lo humano, el miedo.


La humanidad

es sencillamente simple,

tal vez me excuso

por ser yo intransigente.

*

Inventamos bellezas

para negar la forma,

de almas recortadas

con tijeras baratas.

*

No niego iluminados

pero que al fin y al cabo,

¿Qué cambia tanta pompa,

tanta sabiduría en este entorno?

*

Lo malo sobrepasa

cualquier poesía, deseo u osadía,

tenemos que arrancar los brotes

del yuyo que infesta lo humano.

*

Matar el animal, morir la rabia,

aunque el lobo recuerden

no se halla en las afueras,

sí duerme en cada pecho cobarde.

Lobo rapaz.jpg

 

Subterfugio Nº 28 (Aproximación y punto de partida)


Errante taciturno

voy, vengo,

frotando por la piedra

los talones, la suela,

queriendo así

rasgar las penas,

desangrar imparable el sentimiento,

quitar la humanidad del cuerpo,

ya falto de la savia humana

humedecerme,

hacer la tierra barro, pantanales

licuar su impenetrable

alianza, roca entre raíces,

y hundir el resto

hacia el Magma central

del corazón celeste

para latir fundido

hacia el perdido Génesis

ser el cero

final y comienzo.