El banquete


La enfermiza dosis

que me aplica el mundo,

duplica el volumen

y refuerza la carga.

*

Deshago forzado

latentes impulsos,

y entiendo que el mundo

perverso me prueba.

*

La sed y la sombra,

la sal y las gotas,

la fuerza y difícil

frenar de mis ansias.

*

Hay quien me comprende

y es quien me permite,

sus reglas son simples

aguardo el minuto, la hora, el segundo.

*

Desgarra mi mente los hilos que impiden,

lo opíparo en frente

de mis ojos ávidos,

transmiten sabores futuros con exactitud.

74 hoy…(Y millones más ayer.)


Fallamos,

Sí, todos,

aquellos que observamos

ese sólo reflejo de la caja

que obliga a parpadear,

los ojos que esquivan lo ajeno.

*

Y allí,

tendidos en la arena,

húmedos,

lograron lo que usted señor;

y quien le habla,

su cobarde temor

les ha negado.

*

Librarse,

amarse,

soltar,

creer.

*

Los verdaderos héroes

guardianes de la costa,

patrullan la marea

velando por futuros atrevidos.

*

¿ Usted y yo no deberíamos

golpearnos con la imagen desde cerca?

¿O mejor vivir la realidad desde la celda?