De que sirve


¿De que sirve

empujar por la empinada,

montaña egoísta

la esperanza?

*

Que crece por el ego,

de cada uno, uno pretende

llegar hasta su cima,

ser importante en la vida del otro.

*

Y ese sinfin de herramientas

que trepan crujiendo nuestras ruedas,

la tierra debajo se derrumba,

y todo vuelve abajo, al principio.

*

¿Y a quién le importa?

Si la montaña es suya

y mis problemas míos,

es uno el que suda y no una burra.

La forma de la palabra


El arte de hilar

los vocablos, con el fin

de alcanzar terminales impolutas

en desuso por las morales,

es una práctica Universal poco atractiva.

*

Sus discípulos la descubren

en momentos de eclipse espiritual,

donde el frío se cuela en los veranos,

y quiebran las voluntades más voluminosas.

*

Si la palabra llega de a gotas

es su sabia medida,

provocarle humedad al corazón,

e inundar sus ríos, con la esperanza

que alcancen lo reseco y le den vida.

Adiós invierno


El frío que se va

es sin prisa

ya débil,

su vagar sin dolo.

*

Se drena la esperanza

última,

recuerdes de mi abrazo

abrigo.

*

Los árboles sin hojas, otros

feliz de primavera nueva

cada una de ellas, así espera.

*

Donde tú naces

en sueños y floreces

vencido duermo,

la ausencia de este otoño

la nada ahora ya lo es todo.