Reflexiones desde el encierro.


Nos obligó a detenernos lo suficiente para darnos cuenta que poco de todo lo que hacemos tiene sentido, ¡sí! hoy no tengo poesías, ni haikus, ni esperanzas, estamos en la casilla de salida, asomando la cabeza, esperando el disparo para salir corriendo y ganar, ¿Para ganar qué?, los animales festejan este encierro, las aguas se vuelven transparentes en nuestra ausencia, ¿Ven el error?, los veo preocupados por volver a la vida de la duración, a la vida de la existencia, a la vida del durar, tristes por no poder volver a los viejos hábitos, ¿Dónde posan la vista? ¿Desde el confinamiento que es lo que ven?, los leo, desesperan por volver a las tiendas de comidas rápidas, a los viajes intercontinentales porque “viajar es todo”, sobrevolando miserias, favelas y villas pero aterrizando en reducidos escollos de playas exóticas o lugares de culto oficializados por nuestras queridas redes sociales, redes que nos prometieron a su llegada el estar conectados, más cerca estés donde estés y ¡Sorpresa! ahora estás encerrado y parece que no estamos tan conectados, ¿Abrazos virtuales?¿Besos a distancia? ¡Dime que es lo que más disfrutas de esta tecnología y te diré quién eres! Las legiones de acólitos ciegos y ensordecidos, fanáticos apolíticos y militantes soportan con placer los lineamientos del partido como si cargaran la cruz del Cristo, ese morbo de escuchar, apagar la subjetividad y repetir para ser aceptados por el grupo sectario del cual son parte y así, y así son parte, porque eso es lo que importa, jugar del lado del que siempre gana, no importa lo que hagan, no importa lo que oculten, ¡Eres un ganador y eso debe ser bueno!

Dirán ¡qué pesimista!, yo les digo realista, nada tiene sentido si volteamos frente a nuestros semejantes, si le damos la espalda a esta esfera gigante que nos dio la vida y el espacio, somos de los inquilinos que tiene sin duda los peores, te invito a que todo este texto sea mentira, ¡Vamos! demuestren que todo esto es mentira y cuando se levante la barrera y oigan el disparo salgan caminando, sin la intención de aplastar al de al lado, sin preocuparse por el premio mayor, escupan cada letra de este ridículo que escribe y muestren sus móviles anticuados con orgullo, olvídense de creer en los diarios, en los anuncios y que poco les importe que su comida llegue volando, demuestren que son buenos cocineros, acallen a este insoportable veedor metiche y deslúmbrenme conociendo el origen de los beneficios (pocos) laborales que hoy desconoces y que tienes, ámense sinceramente y dejen de creer que millonarios lloran o velan por ustedes, desempolven las herramientas de la pregunta que duermen en el ático de la conciencia, recuerden como era extrañar el calor de los abrazos, sean conscientes y compruébenlo ustedes mismos que aquellos que duermen entre cartones tienen un corazón y sueños muertos en el pecho que los enferma, pregúntense mucho, pregúntense todo, dejen de creer que las cosas “son como son”, caminen hacia atrás y obsérvense a ustedes mismos desde sus espaldas, desde la altura de la basura que genera el egoísmo, la pirámide más grande creada por los hombres, con cimientos de barro y basura que nos separa de la vida y de la humanidad ¿Recuerdan esa palabra? recuérdenla porque seres humanos ya no somos, porque seres humanos es otra cosa, algo que nos hicieron olvidar, algo que nos olvidamos por comodidad, yo estoy equivocado y me pongo primero en la lista, no me importa ser la cara visible.

Desde aquí, desde el encierro y con los dedos entumecidos arrojo este papel, en la botella virtual que espero cruce las aguas y llegue a tus manos porque quiero empezar a ser humano, quiero ser entre todos, porque en la soledad sólo me escucho a mi refunfuñando, como loco, como un duende en la cueva de los lamentos.

La muerte es exacta, inevitable, somos finitos e ineludibles al adiós definitivo, dime: ¿Cómo puedes ser feliz desde la indiferencia total?

Una idea en común debería rebasarnos, una idea desde el corazón y el pensamiento y estoy seguro que si lo hacemos llegaremos a la misma respuesta: La vida, la felicidad no puede vivirse desde la exclusividad sectaria ni tampoco excluyendo a otros, el verdadero hombre es posible y debemos construirlo, esa idea, esa forma es la que merece el estatus de Dios.

Dirección


¿Elegir?

cuando el tumulto se transforma en horda

las palabras se apagan entre pasos presurosos,

¿Es la voz el error?

¿Instrumento sutil de lo mundano?

*

¿De que sirve intentar si no hay un fuego?

¿Si los gritos de socorro se extinguieron?

Los héroes desempleados, deprimidos,

excedidos de peso y calvos.

Los divulgadores científicos desatendidos,

la cultura líquida se cuela por los agujeros del silo,

un alimento antiguo, podrido.

*

¿A donde vamos…que nos espera?

Conexo e inconexo. Subterfugio N°1 bis (De lo bilingüe entre el alma y el cuerpo)


De saberlo indivisible

me retracto,

en cierto modo

el cuerpo es par.

*

En esa conexión

vengo fallando,

pues de mi alma emana

por ella lo sentido.

*

En el onírico pasaje

que recorren las órdenes,

suceden cosas que imposible

me resulta evitar y fallan.

*

En lo que amo me detengo,

controlado involuntariamente

los destinos se acallan

y el yuyal los decora ante mi negativa.

*

No necesito rima cuando desespero

pues el vacío reseco por la ausencia de mi reflejo

yace en silencio forzado y aún me obligo

a continuar ante la burla y la desesperanza.

*

Quizás suceda nada,

tal vez los sueños mueran, el intento, todo,

y lo vano endiose la vulgaridad humana

y nos recuerde que nacimos para no ser nada,

que nada de esto se volverá real pues lo real es inventiva,

el error, la vejez, el desacierto, la traición, somos todo esto

vivimos de la excusa, intentar es vivir y no hay opciones.

*

Somos lo que negamos

y así morimos,

artificial es la verdad y pocos

deciden empujar la gravedad neurótica

que nos construye y nos insufla vida.

Teorías


En la incesante marea de ideas

las almas a la espera se marchitan,

en la vereda húmeda, sentadas,

el designio final es siempre nudo.

*

El desencanto se vende sin rebusque

los rostros se derriten y se funden,

como el bronce vencido que no ilustra

el tiempo de esperar ya no es posible.

*

La verdad increíble el paradigma

de saber el error, la solución,

en la acción vencidos como si resurgiera

cada mañana las trincheras de vidrios.

*

¿Será que somos la semilla

y ya los gajos utopía?

¿Será que dejarse morir

no es tan suicidio?

*

Se siente lo humano tan lejano

que burdas teorías pacen

en la rendija de los pensamientos,

buscando evitar el aciago cercano.

El vuelo del Oxidiano


Y le dio alas

y se lanzó al vacío,

dejando todo atrás.

*

Ella lo amó,

dejó de ser

y perdió todo.

*

Su vida quedó atrás,

se extinguió por amor

y él por amar vivía.

*

Llegó a la tierra

que el tiempo le borró

y siendo nadie aquí, regresó.

*

Mientras el viento le golpeaba la cara

la silueta del mundo se acercaba,

sin saber que perdía, sin saber que ganaba.

*

Se torció inexperto

aterrizó con fuerza,

desgarró el suelo con los talones

y el aire liviano le inundó los pulmones.

*

Volvía al mundo,

¿Error u osadía?

El juego


De tanto pedir perdón

se hará manía,

se volverá costumbre y norma

esta dicotomía.

*

¿Es por error tanto pedir perdón?

¿O es que la vida viva es diferente a todo?

¿ Cuanto más se hará cargo del lodo

el recuerdo beodo que cargan los locos?

*

La cordura cuerda,

que sólo ata y maltrata, 

que al cuello ahorca 

y que a gritos ahoga.

*

¿ Como seguir con los ojos abiertos

en esto que le llaman juego?

se juega con el hambre, se juegan con los sueños,

se juega como siempre con el dolor ajeno.

Ley (^)


Quisiera conocer

los límites de lo que puedo,

saber tu ley

el borde del umbral

lo oscuro permitido,

lo próximo al dolor

que se asemeja.

*

Saber si por error

lo más preciado,

se puede profanar

en un descuido

y echarle por lo pronto

culpa al vino,

del daño o las heridas

sucedidas.

*

¿Podrá tu infierno

perdonar a este reo?

¿O el pésimo animal

que vaga hambriento

será el culpable del barrote frío

que asido por mi mano permanezca?

*

Cómplice infame

que ahora piensa,

se encuentra tarde

con la acción requerida,

pero el tiempo pasado,

sin amigos,

sin deudas,

ni vecinos,

se ausenta de favores

a cualquier conocido.

 

Animalia


Se ha sometido

cualquier intento de mórbido error,

resultado del silencio

y la observancia.

*

La sorpresiva

inclinación de lo foráneo,

perturbador momento

retiene la violencia.

*

En la animalia

vergonzosa que buscamos,

no existe cortejo

cautela ausente se propicia.

 

En vano


Me temo que

retuve por error

un desenlace.

*

Tal vez giré

e hice presente

con pasado.

*

Vivir errado,

de reverso

malditamente ilusionado.

*

El llanto aunque sincero

no derruye lo óseo,

y del callo ternura

esperar es en vano.

Quema estos trazos


Infante el trato

que te he dado,

concientemente distanciado

bebo el error, veneno.

*

Te he dicho tanto adiós

dejé caer tantos te quiero

que ruedan por el viento

en tu vereda y en silencio.

*

Me fundo a tu pensar quisiera

ser parte entera en tu bagaje

ser esa foto en el recuerdo que

brisas caer dejan, a tus dedos.