El juego


De tanto pedir perdón

se hará manía,

se volverá costumbre y norma

esta dicotomía.

*

¿Es por error tanto pedir perdón?

¿O es que la vida viva es diferente a todo?

¿ Cuanto más se hará cargo del lodo

el recuerdo beodo que cargan los locos?

*

La cordura cuerda,

que sólo ata y maltrata, 

que al cuello ahorca 

y que a gritos ahoga.

*

¿ Como seguir con los ojos abiertos

en esto que le llaman juego?

se juega con el hambre, se juegan con los sueños,

se juega como siempre con el dolor ajeno.

Vida de odio


Su dolor crece

y devuelve al cúmulo de fluctuaciones

la energía alterada,

el sufrir derruye lo próximo.

*

Heridas profundas,

cubiertas de pena,

ligeramente imperceptibles

la causa, su guía.

*

El veredicto unidireccional

golpea todo lo que delante cruza,

así calma el pasado

y devuelve a la vida,

antiguos demonios olvidados.

*

Lo probable indica el final,

como aquellos que a solas

observan las últimas hojas de la historia,

el desenlace es próximo e irrefrenable.

La marcha y la última sentencia.


El llanto infinito

permeable en las zonas

boscosas, rocosas,

tan térreas y austeras

navegan al centro.

*

Tan lento y antiguo

vagar con destino,

de vida y de muerte

libertos conscientes

no desean más suerte,

liberan sus mentes

las causas atroces.

*

La marcha costosa

prosigue en sollozos,

desgarra la carne terrestre

tiemblan los cimientos,

aquello impoluto,

terrífica muestra.

*

Un Rey indolente

merece mazmorra,

donde la avaricia, el ego,

cambiaron las cosas

las almas, la sangre,

se encuentran con estos

unidos llegando

al centro desvelan

libertad no es misterio.

*

La química humana,

temor de temores;

la muerte, el dolor,

púrpura derramado,

el mar de los ojos

quebrándolo todo,

dictando sentencia

sin miedo a morir

por pura consciencia.

*

El núcleo se parte,

todo se reinicia,

de alguna manera

todo cambiará.

Ley (^)


Quisiera conocer

los límites de lo que puedo,

saber tu ley

el borde del umbral

lo oscuro permitido,

lo próximo al dolor

que se asemeja.

*

Saber si por error

lo más preciado,

se puede profanar

en un descuido

y echarle por lo pronto

culpa al vino,

del daño o las heridas

sucedidas.

*

¿Podrá tu infierno

perdonar a este reo?

¿O el pésimo animal

que vaga hambriento

será el culpable del barrote frío

que asido por mi mano permanezca?

*

Cómplice infame

que ahora piensa,

se encuentra tarde

con la acción requerida,

pero el tiempo pasado,

sin amigos,

sin deudas,

ni vecinos,

se ausenta de favores

a cualquier conocido.

 

En la mitología


Cerró los ojos, víctima del sueño

dolor agudo el frío le recorre

impedido despierta viendo el ave

que rasga y traga sus entrañas tibias.

*

Creyendo que tal vez esto termina

recordase el presente de su vida

negó a su cuerpo ver la luz del día

vivió muriendo por amar sin tiempo.

*

Yo vi sus lágrimas mientras caían

llorándose como así mismas ellas,

salí corriendo hacia el umbral materno

abandoné al tendido sin saber donde iría.

*

Me desperté a mi lado, soledad vencida

el condenado mi alma que moría

siendo testigo del final rendido

silban mis pasos viento, el cuerpo hueco, herido.