La forma de la palabra


El arte de hilar

los vocablos, con el fin

de alcanzar terminales impolutas

en desuso por las morales,

es una práctica Universal poco atractiva.

*

Sus discípulos la descubren

en momentos de eclipse espiritual,

donde el frío se cuela en los veranos,

y quiebran las voluntades más voluminosas.

*

Si la palabra llega de a gotas

es su sabia medida,

provocarle humedad al corazón,

e inundar sus ríos, con la esperanza

que alcancen lo reseco y le den vida.

Anuncios