En tú búsqueda.


Desocupa el espacio

con la gracia del perfecto

metrónomo que dicta la pausa correcta,

arquea bordes de azahares

soltando primaveras todo el año.

*

Así su esencia se desgrana

dejando el aire impregnado de nostalgia,

sigue mi corazón latiendo

en ese perfume contínuo y pasajero

me asgo a la ausencia casi presente de su paso.

*

Mi lugar lejano en tu paisaje

es mío y no reniego,

darán mis pasos algún día con camino

certero y a la espera

los brazos sin nombre del destino.

¿A donde ir?


¿Sin conocer la ruta

es mejor andar?

¿Perderse a la quietud?

¿A donde irán mis pasos

si no encuentro un destino?

*

Me pierdo en tantos objetivos

y todos llevan a promesas,

el final reseco se repite

todo resuena ahuecado a cada instante.

*

¿ A donde ir si a nadie encuentro?

¿ Estoy perdido o sólo?

¿ Serán que mis ideas mueren

en semejante clima hostil?

Fotografía.


Te digo adiós

pues es lo que aquí pides,

te devuelvo el espacio vacío,

conmigo las cadenas, tú el silencio.

*

No me giro

conozco el pasillo,

y se que no volteas

aunque arrastre el aliento,

los latidos.

*

Lo vivido se clava entre mis pómulos

me obliga la imagen al recuerdo,

duele y arranco esta memoria huésped

cansado, dolido, el mejor camino.

*

Sabías diez “te quiero” detrás

de mi destino,

los dos callamos

yo lo sentía.

*

Sigo de largo

y esquivo la entrada en la vuelta,

un pie después del otro en la vereda,

cerca del crudo ruido de este centro,

evitando como puedo el sonido,

haciendo del pasado al menos

el cine mudo del recuerdo.

La marcha y la última sentencia.


El llanto infinito

permeable en las zonas

boscosas, rocosas,

tan térreas y austeras

navegan al centro.

*

Tan lento y antiguo

vagar con destino,

de vida y de muerte

libertos conscientes

no desean más suerte,

liberan sus mentes

las causas atroces.

*

La marcha costosa

prosigue en sollozos,

desgarra la carne terrestre

tiemblan los cimientos,

aquello impoluto,

terrífica muestra.

*

Un Rey indolente

merece mazmorra,

donde la avaricia, el ego,

cambiaron las cosas

las almas, la sangre,

se encuentran con estos

unidos llegando

al centro desvelan

libertad no es misterio.

*

La química humana,

temor de temores;

la muerte, el dolor,

púrpura derramado,

el mar de los ojos

quebrándolo todo,

dictando sentencia

sin miedo a morir

por pura consciencia.

*

El núcleo se parte,

todo se reinicia,

de alguna manera

todo cambiará.

Mil veces lo haría


(Saluto)

Inofensivo el juego,

de poner en contacto

nuestros cuerpos.

*

(Affirmazione)

De manera inusual

leí tus labios,

distancia perturbada.

*

(Sentir)

Vibrato e la parola

il mio cuore batte

malato di passione.

*
(Intenzione)

Deseoso de ser testigo

mis caricias en rocío,

ser cobijo en este frío.

*

(Vorrei)

Infortuno el destino,

que importará el camino

si me dirijo a estar contigo.

Un día llegaremos


Aunque la verdad nos digan

es distinta, cada cual que la mira,

no olvidemos pensantes

que la vida, tu vida,

es punto de partida

el resto valles,

azul, parajes.

*

Los difíciles días fueron creados

con la ilusión de ser destino,

nada tiene una huella

somos el paso y el camino,

las pirámides

se pueden derrumbar,

a gritos.

*

El temor escondido en el lado equivocado

necesitamos coordenadas, comprobarlo,

y cuando de todos los intentos

demos el bueno, el acierto

temblaran para todos

las calles, lo seguro,

llegaremos.