¿Cuanto más?


Hay una piedra clavada en el desierto

como un mástil,

mi alma ondea apenas atada

un vencido sin amigos o enemigos,

una guerra entre nadie y yo,

una guerra perdida.

*

Ruedan los cantaros al suelo,

tinajas se quiebran y despedazan,

en algún lugar el cuerpo sigue la pendiente

escucho todo el silencio cada día.

*

Sueño con el incesante descanso,

anhelo abubillas recordándome el cielo,

¿Porqué las formas impiden un sitio?

¿Serán deudas ajenas las que pago?

¿Cuanto más es la espera para no esperar más?

Olvida todo lo que poco vale.


¿Qué importa

si se lo llevan todo?

aquello que no vuelve

se fue solo.

*

Que dé sombra en verano

a otras espaldas,

ya que serán su frente

la visión de sus frutos.

*

Y tu contando arena

a la orilla de tu desierto,

tendrás alternativas

volver a la marcha;

entre las mismas dunas,

atreverse a nuevos rumbos.

*

Dí adiós a espejismos

espero que esto hijo,

amigo o vagabundo,

te dé la pauta,

la ruta a un sano camino.

 

Es en vano (Inevitabilidad humana)


Voy a intentarlo en vano

a decir que no quiero,

que la carne no es bueno,

que morir a un te quiero.

*

Vas a juzgarme en vano

a decir que no es cierto,

que saciarse no es bueno,

que pedir más no es austero.

*

Verás, luchar es en vano

y decir que “yo puedo”

que es cuestión de oro y tiempo,

que desierto no es cierto.

*

El veneno del cuerpo

que se mete en la mente,

que perturba los griales

nos obliga fatales.