Espacio profundo


Camina por el aire divagando

el pensamiento; extraño que parece,

choca en lo oscuro y los destellos

de una memoria que ayuda cuanto puede.

*

A tientas estas manos; deseando me encuentren,

me quiten del espejo quebrado,

hagan la imagen del reflejo del sueño

que desvela mis días y la vida.

*

Se que existo en un sitio,

se que migra y lo sigo,

el cuerpo es el mapa que recorro

y aunque parece poco

en la puerta del cielo esta mi mente

y el espacio de a poco todo lo gravita.

Ese lugar secreto


En ese lugar

tu pintas acuarelas,

o dejas el color que trae puesta.

*

El techo da la altura

si el frío ataca lo bajas,

lo subes en verano.

*

Es el diámetro pequeño

cuando pensando estas,

no más que tu memoria en el lugar.

*

Expandes las paredes

pues las visitas sanan,

cuando sobran silencios, carcajadas.

*

Es un lugar sagrado en la montaña

de tu cuerpo rocoso y empinado,

donde en el corazón descansan

y en tu cabeza guardas en la memoria su llegada.

Evolución


Sólo resta

manipular ciertas terminales,

darle fin a sensaciones,

programar los sentimientos deseados.

*

Quizás esta tecnología

inmunice los campos profundos,

allí donde crecen,

salvajes los sentidos.

*

Perderá lo humano cada cuerpo

y olvidará el diseño,

que tiende  a destruirse ya en su origen,

desechar lo romántico y ser invulnerables

al destello en lo equivoco del egoísmo.

Escapada


Estoy en  cada sitio

flotando en pensamiento,

ausente ante mi cuerpo

evito así el regreso.

*

Denso es el aire

cuando respiras soledad,

marea, sin poder dar

se duerme la mano que brinda.

*

El lazo robusto

nos ciñe al cofre,

de nuevo el transporte

que obstruye la rienda.

*

Queriendo ser

mi propia némesis,

pierdo minutos

mientras respiro y sigo.

Solo dime si puedo


Solo dime si puede

mi mano recorrer tu espalda,

mi lengua repetir lo mismo

mi sed beber tu vino.

*

Te besaré la boca como quieras

y remolinos de tu pelo entre mis dedos,

dibujaré en tu cuello lentamente

la marca imperceptible por el resto.

(Será en él, de mi, un recuerdo).

*

Perfume mi savia tu memoria

y recorra los sitios oscuros de tu cuerpo,

que el recuerdo se borre en uno nuevo

y repitamos todo como el amanecer,

que siempre joven como tú nunca se cansa.

*

Si te caes, detrás te tengo, suavemente,

seré el primero y serás libre

creerás que tus piernas se derrumban

y te hundirás en el jardín,

el néctar tuyo volverá a la tierra.

Sin ella.


¿Que cadena podrá

retener las ansias

de besar tu boca,

de alcanzar tu cuerpo?

*

¿De que reglas hablan

si de amor se trata

cuando pienso en ti

y me piden calma?

*

¿Buscan las palabras

que acallen mi alma

o evitar la sangre

empaparse en vino?

*

No hay alternativa

a esta trama urdida,

con cierta vileza

mi fines sinceros.

*

Tráteme de timador,

pues sus ojos ciegos

no ven más allá

del cuadro que pinta

mi corazón vivo.

*

Sin ella el motivo

es menos que efímero,

sin ella el paisaje

es de soledad.

Desearía.


Desearía que tu andar pesaroso;

además de ello,

fuere lento en terreno abierto

así mis ojos tuercen

su cómodo reposo.

*

Se repitiere el acto

cual fenómeno novísimo,

exultante y temido

por su cercano origen

Dantesco y fabulario.

*

Así yo en mi egoísmo

absorbería la química nefasta,

esa que engaña al cuerpo en los placeres,

y verla repetidamente

llegando en la pradera,

formase un infinito

deleite inagotable.