El juego


De tanto pedir perdón

se hará manía,

se volverá costumbre y norma

esta dicotomía.

*

¿Es por error tanto pedir perdón?

¿O es que la vida viva es diferente a todo?

¿ Cuanto más se hará cargo del lodo

el recuerdo beodo que cargan los locos?

*

La cordura cuerda,

que sólo ata y maltrata, 

que al cuello ahorca 

y que a gritos ahoga.

*

¿ Como seguir con los ojos abiertos

en esto que le llaman juego?

se juega con el hambre, se juegan con los sueños,

se juega como siempre con el dolor ajeno.

Anuncios

La Palabra


Cada vez que se dice la palabra,

es diferente.

Porque llega detrás de las pulsiones

latentes del estado de ánimo; le dicen,

de vida, me permito,

si es ella quien divide

las aguas del lodazal permeable;

superficie mayor de los avernos.

*

Su potente nacer de cualquier boca

le hace singular e indiferente,

y baila en pasarelas de tamaños

medianos, cortos, o más largos,

se pierde en este último

rincón complejo de lo audible,

quedando a cargo del escucha

la atención, la intención y la cordura.

Líneas


Exultante desparrama

la tinta en trazo fino,

chapoteando la gasa y muselina

de cabellos de marta.

*

Sumerge en el zumo santo

la bilis de arcoíris,

en la paleta zanjas

verdes opalescentes, nacarado.

*

La técnica más la pasión

la profesión tajante,

locura con cordura

la conjetura del trazante.

Subterfugio Nº 99 (A la izquierda del final)


Quisiera enloquecer

con privilegios,

seleccionar cada psicosis

como adagios.

*

Ya que lo cuerdo

será ajeno a este cuerpo,

tal condenado solicito

cual beneficio, decidirlo.

*

Si es demasiado desestimen.

Quisiera un mix de todas ellas,

algo de paranoia por el drama

de bipolar también una tajada,

de enajenado pocas cucharadas

psicosomático yo le he traído,

alguna tara por la pena

no importa si es barata

cero cordura por temor al recuerdo

no misciadura.

*

Poca salud, pero no tanta

aunque morir así

de eso se trata.