Ayer, todo es ayer.


En los silencios

de cada melodía,

penden los suspiros

de tu ausencia mía.

*

Se han guardado

en hondos recovecos,

las más bellas imágenes

de todos los errores.

*

En los ojos

mañanas infinitas,

placen recuerdos

todas las sonrisas.

Anuncios

No es un adiós


¿Quién dijo que te vas?

si tantos te recuerdan,

¿Quién dice que no estás?

si en cada rincón de lo que observas

tu imagen impregnada está.

*

¿Quién dijo es un final?

llegar a la meta es un nuevo camino,

¿Qué es eso de la ausencia?

si hoy dejás un espacio

es porque todos notamos tu presencia.

*

Tal vez quede un poquito de silencio

después de tantas risas,

pero al pasar los días

seguirás presente con cada una

de las historias que sabemos.

*

Alguna lagrimita siempre cae al recuerdo,

pero…

¿Quién dice que te vas?

¿En quién estoy pensando?


Tus palabras heridas

ruedan sobre el texto nocturno,

“Te necesito”

*

El insomnio me alerta

y entre el débil brillo

alcanzo a percibirte.

*

¿Será que sufres por mi ausencia?

¿El tiempo te ha quebrado y eres otra?

Tal vez de idealizar no me he cansado.

*

Suelto mi respuesta desnuda que atraviesa

el túnel de espinas que allí sigue,

desangrada llega inconfundible

y la respuesta repetida da la pista.

*

Tu frío atravesado te asemeja

a seres que la ciencia no conoce,

es como un día Joviano

de golpe día y al breve noche.

*

Debo quitarme los grilletes

que fingen enganchados,

en las paredes muertas

de la funesta dimensión fallida

creada en un pasado turbulento.

Tal vez de nuevo.


Tal vez es tal vez todo el tiempo

mientras te espero tal vez ya falte menos,

tal vez estás y no te veo y desespero

tal vez vendrás y al no saber me pierdo.

*

Tal vez otros lo noten

que miro hacia tu ausencia y lo reniego,

tal vez extraño lo ceñido

la tirantez en cada movimiento de tu seda.

*

Tal vez tu sepas lo que siento

tal vez idealizarte no me importa

tal vez saberte a la distancia me erosiona,

tal vez entre mis manos lo onírico

tal vez entre las tuyas el olvido.

 

Otro día en la vida.


Soportando el vacío

ya le doy forma al silencio,

en ausencia de todos

hablo conmigo mismo.

*

Extraño algo de todo eso

ya solté hasta el presente,

y cada día se que es más difícil

crecer es íntimo, decisión pura.

*

Ausente me presento

camino despojado,

todo me falta y sin embargo

lo considero justo,

este es mi lugar.

De tener


Yo no quiero nada

no necesito “poseer las”,

del calor el fuego

no la brasa en mi cuerpo.

*

De tus dedos caricias

y la piel a distancia cautiva,

con respiro y ausencia,

con presencia y prudencia.

*

Del humo florido la fragancia

y que vuelva a la tierra la ceniza,

de las jaulas al fuego el espectáculo

y las plumas vencidas se desprendan.

*

Los amores en pájaros volando,

de la cárcel soledad al condenado.

Apreciar la figura que circunda

que la sombra de tener es el problema.

Sembrando duda / Ganando tiempo


Soy reincidente y malogrado

aunque siga de pie en la melancolía,

en la Verbalia,

la Tierra del hablar en vano.

*

¿Será que la victoria

aguarda al persistente?

¿Y qué será del resultado

que arrojan las razones,

fundamentadas con la violenta

verdad rutilante y rutinaria?

*

En mi Éxodo sentimental

intento,

convencerlos de seguir adelante,

de que amar es posible en este valle

aún ante la intransigente,

completa e injusta en las mañanas,

sucesión de esas cosas que no pasan.

*

Se sufre cada día,

la ausencia , de tu presencia,

arrolladora forma de reducir la vida,

de ignorar el fruto que se seca,

de morir el futuro que nos queda.