El vuelo del Oxidiano


Y le dio alas

y se lanzó al vacío,

dejando todo atrás.

*

Ella lo amó,

dejó de ser

y perdió todo.

*

Su vida quedó atrás,

se extinguió por amor

y él por amar vivía.

*

Llegó a la tierra

que el tiempo le borró

y siendo nadie aquí, regresó.

*

Mientras el viento le golpeaba la cara

la silueta del mundo se acercaba,

sin saber que perdía, sin saber que ganaba.

*

Se torció inexperto

aterrizó con fuerza,

desgarró el suelo con los talones

y el aire liviano le inundó los pulmones.

*

Volvía al mundo,

¿Error u osadía?

Muero por ti (En vano)


Si pudiera morir para ti

lo haría,

y quedarme tieso a tu lado

como un premio, un trofeo.

*

Suena sádico mi sentimiento

pero es difícil dejarte,

sabiendo lo que mueres,

sabiendo lo que sufres.

*

A veces pienso

¿ Y si muero por ti

dejando el corazón en una lata

vagar por donde vayas,

haciendo lo que plazcas?

*

Del crepúsculo momento acorde

donde los pensamientos se esclarecen,

como si se tratara de un horario divino

concluyen mis atormentados consejeros.

*

Ni siendo un muerto a tu manía

el amor se construye,

pues esta vida le ha enseñado

a quien te escribe,

a quien lo lee,

que la vida no es justa,

la vida es eso que sucede

entre el recuerdo y lo añorado.

 

Sin ella.


¿Que cadena podrá

retener las ansias

de besar tu boca,

de alcanzar tu cuerpo?

*

¿De que reglas hablan

si de amor se trata

cuando pienso en ti

y me piden calma?

*

¿Buscan las palabras

que acallen mi alma

o evitar la sangre

empaparse en vino?

*

No hay alternativa

a esta trama urdida,

con cierta vileza

mi fines sinceros.

*

Tráteme de timador,

pues sus ojos ciegos

no ven más allá

del cuadro que pinta

mi corazón vivo.

*

Sin ella el motivo

es menos que efímero,

sin ella el paisaje

es de soledad.

Subterfugio Nº 131 (La mentira es el hombre)


La mentira es el hombre

la imperfecta capacidad

que nunca cambia,

de fundar en supuestos.

*

La observancia sin peros

los errores añejos,

la obsoleta manía de “modelos”

la miseria vigente irrefrenable.

*

Se buscan las respuestas

allí, afuera

y el amor que se muere mientras trazo

azules, grises y un otoño.

*

Estas palabras temblorosas

porque saben que mueren,

aunque dicen “le espera”

un lugar merecido, el olvido.

Lo que sucede


Cuando me decidas soltar

el aire se hará escaso,

y la copa de vino reseca

con las huellas moradas,

dejará a la vista el dibujo

de la lujuria ausente.

*

Los tambores, la música,

serán susurros en las fiestas

el silencio hará dudar de ti la sordera

y  las voces sin letras, con firmeza,

dibujarán las muecas

golpeando el invisible velo de tu ausencia.

*

El amor se desata

y en lo fantástico de su grandeza

festejamos,

y cuando crece;

si se le escapa,

de su esencia el control de los que ríen

todos lloran,

unos por inconscientes

otros por ser humanos.

Los 2


Nosotros dos

somos tan solo eso,

la porfía,

de las piezas forzadas

que no encajan.

*

Ni tu ni yo

la insistencia detiene,

¿Que querrá demostrar esta manía?

la tuya, la mía.

*

¿Será enfermo este amor?

(Tal vez sepamos lo que cuesta)

La soledad es dejarte pasar

y nadie que esperar.

*

Si el metro retumba

anuncia su llegada,

no si se detendrá.

*

A veces creo que mi locura

transforma tu ser,

te hace crecer.

Panorama


Esto ya no se trata del éxito

se trata de refugiarse,

abrazados

entre los escombros de la sociedad.

*

En las noches correr, besarse y observarnos,

saltar, huir y así evitar ser capturados,

por la maquinaria física y falsamente omnipotente,

esos hilos que atraviesan los ojos,

que direccionan los impulsos

coartando el florecimiento de los sentidos,

volviéndonos fétidas masas

y cómplices de la barbarie por el miedo, el temor a perderlo,

seremos así los bloques que conforman las pirámides de los amos.

*

Necesitamos una explosión de humanidad

que arrase el odio,

las diferencias, y volatilice la pasión,

una pandemia de lógica y amor recíproco infestante.