El juego


De tanto pedir perdón

se hará manía,

se volverá costumbre y norma

esta dicotomía.

*

¿Es por error tanto pedir perdón?

¿O es que la vida viva es diferente a todo?

¿ Cuanto más se hará cargo del lodo

el recuerdo beodo que cargan los locos?

*

La cordura cuerda,

que sólo ata y maltrata, 

que al cuello ahorca 

y que a gritos ahoga.

*

¿ Como seguir con los ojos abiertos

en esto que le llaman juego?

se juega con el hambre, se juegan con los sueños,

se juega como siempre con el dolor ajeno.

Ser y deseo


Desear el vuelo

seguir de a pie,

la sofocante rutina

sin saber porqué.

*

El árbol vecino;

no siempre, pero sueña

con carreras y saltos,

inmóvil.

*

Soñar entre las aguas,

aleteos,

en aguas mansas

de voz impenetrable.

*

Seres que alzan la vista

al espejo primitivo natural del hombre,

las figuras borrosas

ansían descifrar.

*

La enseñanza infalible

escrita sobre el barro,

natura exacta ilumina,

del ser lo innecesario a solas

demuestra que uno existe en el conjunto.

*

El reflejo golpea detrás de la visión

y suelta cada perla guardada sin permiso,

“Acepta lo que eres,

disfruta el vuelo ajeno que no puedes,

respeta la voluntad de las almas guardianas

y recuerda que cada espacio es el lugar de alguien,

es forastero quien renuncia

a sus sueños, su sitio, al mundo y a sus calles.

Objetos


Transforma en necesario

lo ajeno, tan lejano

reseca cualquier lengua

y desespera hasta el más calmo.

*

Que observa su diseño

mojando así sus labios

promete más de todo

al que lo obtiene y sin embargo.

*

Vacío el resultado del engaño

le pinta sobre grises otros grises

le turbia el horizonte y lo dirige

a un nuevo encuentro con lo mismo.

Subterfugio Nº 99 (A la izquierda del final)


Quisiera enloquecer

con privilegios,

seleccionar cada psicosis

como adagios.

*

Ya que lo cuerdo

será ajeno a este cuerpo,

tal condenado solicito

cual beneficio, decidirlo.

*

Si es demasiado desestimen.

Quisiera un mix de todas ellas,

algo de paranoia por el drama

de bipolar también una tajada,

de enajenado pocas cucharadas

psicosomático yo le he traído,

alguna tara por la pena

no importa si es barata

cero cordura por temor al recuerdo

no misciadura.

*

Poca salud, pero no tanta

aunque morir así

de eso se trata.