Subterfugio Nº 28 (Aproximación y punto de partida)


Errante taciturno

voy, vengo,

frotando por la piedra

los talones, la suela,

queriendo así

rasgar las penas,

desangrar imparable el sentimiento,

quitar la humanidad del cuerpo,

ya falto de la savia humana

humedecerme,

hacer la tierra barro, pantanales

licuar su impenetrable

alianza, roca entre raíces,

y hundir el resto

hacia el Magma central

del corazón celeste

para latir fundido

hacia el perdido Génesis

ser el cero

final y comienzo.

Anuncios

El último Convoy


Lo dijo

como si de empujar el aire

se tratara.

*

“Ya no pasa”

su piel de acero jubilada,

rechinante, descansa.

*

Plácida yase

no olvidaré su trote altisonante (a tempo marcha)

de fundición tonélica.

*

Gasoil multiplateado

mas un violeta, verde derramado,

su savia enérgica.

*

Silencio de Agosto

tracción involuntaria, (cobra vida)

intenta volver.

*

Por vez primera

metal y tierra se compactan,

no más humo,

la máquina se apaga.

Lectura


Me refugio en la lectura, porque callada me comprende, y me responde página por página, me tranquiliza, me dice “no estas tan loco”.

Como sabe que ignoro cada trazo que ha dado, me sorprende, acomoda oraciones si me ve cara larga, me da tiempo si enojo, hace una pausa.

Me llama a sus cálidas sábanas, tejidas consonantes, rellenas de vocales, hace este invierno soportable, me habla de mujeres en las noches y de sabios mayores por las tardes, si ve mis ojos solos menciona compañeros, joviales, distraídos, rudos u objetivos.

Pero lo difícil es volver al vacío, del plástico, del aire, del rechinar de frenos, olores nauseabundos, salir y repetir el mundo, el mismo paso, la misma marcha, las agujas tatuadas, el déjà vu crónico de las mañanas, las caras pegadas a esta pantalla, los abrazos extintos, las sonrisas escasas, y a veces me pregunto todavía…

¿Que preguntan cuando dicen “Que te pasa”?

Me voy a otra historia, donde soy caballero, o simplemente y otra vez, aventurero.

Politicx


Créeme necio cual cuestiones vagas,

y miénteme también que me equivoque,

responde lento (quiero leer tu rostro)

¿Por qué supera el “algo” ante tus todos?

*

¿Qué place de lo muerto a tus sentidos?

¿La risa de los niños al olvido?

¿Qué brota de lo efímero al respiro?

¿Qué vibra entre tus noches de calor cuando hace frío?

*

Qué ingenuos hemos sido

y cuanto ya nos has mentido.

Es el camino


Que como soy

Me has preguntado,

Infortunada risa

Fue pronta mi respuesta.

*

Soy como es este trazo

Con los errores vivos

De separar las frases

De repetir lo herido.

*

Si no te basta tanto

Sigue las tensas curvas

Son el camino raso

Describe hasta mis sombras.

Desgracia y Noticia


Le nutre

lo fétido, lo enfermo

la sangre reseca

por el tiempo.

*

Lo empala

en lo visible, el cuerpo

propaga cual placebo esporas

se ignora y luego ciego

lo sano tristemente cesa.

Bocado


Sorteó la esquina, el resultado

directo hacia su amigo, allí sentado

desgarró ducho el trigo apelmazado

o aquel pan duro como quieras llamarlo.

*

Caviló apesumbrado

en dirección al cielo

y comprendió que el suelo;

tomado por su suela, era su dueño.