Subterfugio Nº 62 – El intento, la culpa y el intento.


Es culpa

el moho en la punta,

el grafito verde.

*

Los sueños resecos

apenas,

pero dormidos por mi culpa.

*

Gran parte de mi pecho

late a ritmo,

sé el lugar.

*

El miedo

es el culpable dicen,

¡Qué cobardía!

hacer la culpa ajena la salida.

*

Sé lo que busco,

sé que está cerca.

Anuncios

Nuevo logo


Estimados amigos, espero les guste la nueva imagen del sitio.

¿Qué opinan?

Espacio profundo


Camina por el aire divagando

el pensamiento; extraño que parece,

choca en lo oscuro y los destellos

de una memoria que ayuda cuanto puede.

*

A tientas estas manos; deseando me encuentren,

me quiten del espejo quebrado,

hagan la imagen del reflejo del sueño

que desvela mis días y la vida.

*

Se que existo en un sitio,

se que migra y lo sigo,

el cuerpo es el mapa que recorro

y aunque parece poco

en la puerta del cielo esta mi mente

y el espacio de a poco todo lo gravita.

Primera muerte


Las hojas se desprenden

de forma irremediable,

la unión vencida

por la savia reseca.

*

La mirada cae

con el vaivén de ella,

intenta balanceandose

retrasar la caída.

*

La verdad; inevitable,

sentencia predecible

pende del cuello

donde la humedad de lágrimas antiguas,

engrosan cada eslabón herrumbrado.

*

El rostro fijo, inmóvil

los músculos duelen

y el silencio guardado;

aún golpeando el pecho,

se mantiene callado.

Pánico


Llegó mientras dormía

y arrancó el equilibrio que quedaba,

el retumbe en el pecho

cerraba los canales del aire que faltaba.

*

En lo oscuro lloraba,

en lo oscuro moría

de manera real y la agonía

de saber en el fondo que es mentira.

*

Ella juega conmigo y corre el tiempo

el tic tac presuroso

de la sangre que frena o se acelera,

ganar o perder de eso se trata,

vivir o morir dando batalla.

Ese lugar secreto


En ese lugar

tu pintas acuarelas,

o dejas el color que trae puesta.

*

El techo da la altura

si el frío ataca lo bajas,

lo subes en verano.

*

Es el diámetro pequeño

cuando pensando estas,

no más que tu memoria en el lugar.

*

Expandes las paredes

pues las visitas sanan,

cuando sobran silencios, carcajadas.

*

Es un lugar sagrado en la montaña

de tu cuerpo rocoso y empinado,

donde en el corazón descansan

y en tu cabeza guardas en la memoria su llegada.

Lo intentarán, no vencerán.


Lo injusto cala en lo hondo

deja grietas y abre un hoyo,

pasa el frío y los decires

de el que pasa y mira dentro.

*

Ese niño pequeño que labora

que deseamos se haga fuerte en el deshielo,

nos empuja a no doblarnos con el tiempo

enjugar las gotas que han caído

y volver por más, desde el cielo o desde el suelo.

*

Los intentos desde afuera (incesantes)

apabullan y desgarran al pensante,

muerde el polvo el que lo intenta,

muerde el hambre el que es cobarde.