Ayer, todo es ayer.


En los silencios

de cada melodía,

penden los suspiros

de tu ausencia mía.

*

Se han guardado

en hondos recovecos,

las más bellas imágenes

de todos los errores.

*

En los ojos

mañanas infinitas,

placen recuerdos

todas las sonrisas.

Anuncios

Se me olvidan


Se me olvidan de a poco algunas cosas

se me borra el recuerdo de tu pelo, tu cuerpo,

se me van desgastando como si yo quisiera

se me olvidan los besos que no quiero.

*

Se me olvidan las tardes teñidas de ocaso

se me quitan de a poco nuestras sombras,

se me va la voz de tus cumplidos

se me olvida la risa de tus labios.

*

Pero de tanto que me olvido

de esto no he podido,

¿Será que aunque de heridas

recorrió mi cuerpo tu egoísmo

algo de todo fue distinto?

No es un adiós


¿Quién dijo que te vas?

si tantos te recuerdan,

¿Quién dice que no estás?

si en cada rincón de lo que observas

tu imagen impregnada está.

*

¿Quién dijo es un final?

llegar a la meta es un nuevo camino,

¿Qué es eso de la ausencia?

si hoy dejás un espacio

es porque todos notamos tu presencia.

*

Tal vez quede un poquito de silencio

después de tantas risas,

pero al pasar los días

seguirás presente con cada una

de las historias que sabemos.

*

Alguna lagrimita siempre cae al recuerdo,

pero…

¿Quién dice que te vas?

Diseño erróneo


Trepado por la capa algodonada

teñida de rojos y amarillos,

me hundo en la tarde indiferente

a los ojos de todos que se van.

*

Mi cuerpo ajeno me observa

alejándose (sin quererlo) de mi visión,

mi alma adherida en la imagen

se queda allí hasta otro día.

*

Es libre cuando quiere

o es libre cuando puede,

tal vez tenga mis dudas al respecto

no importa los decires si los cuerpos

son simulacros sellados de la vida,

transporte de materia pútrida.

*

Es la nostalgia otra evidencia

de los cuantiosos errores ingenieros,

aquellos que entre líneas biológicas trazaron

el diseño erróneo, la carcaza húmeda,

esto que nos transporta inútilmente.

Entre deseo y desear


El filo del deseo

corta la tela gruesa de los sueños,

trabajoso, ardua tarea

deviene en la derrota del cuerpo,

la victoria del alma.

*

Saber lo que se anhela

resuena a cosa simple,

¿Tu sabes lo que quieres?

¿Lo que sueñas nace de tu alma?

lo subjetivo en ti es ajeno,

más de lo que crees.

Esas ideas y esas mentiras.


Si la muerte humana

aciaga se avecina,

tal vez usted intenta

darle sentido equívoco a la vida.

*

Se arrumba la conciencia

de ideas secas,

las verdades heredadas

se toman por nuevas.

*

Y el peor de los males se desata

huracanado entre las calles,

se desparrama la semilla muerta

y nada crece entre los hombres.

*

Las venas se hinchan,

se defiende al que ondula detrás de las banderas,

mentirosos excepcionales transforman

los ojos del que oye,

el oasis se ve pero nunca se alcanza.

De las inevitabilidades


La escarpada ladera de la moral

se acrecienta cuando la soledad,

reseca por el tiempo se quiebra

ciertos valores tambaleantes peligran.

*

El recuerdo del sabor

avinagrado por el deseo,

desata la furia y busca

un reemplazo, un placebo.

*

Lo rígido sugiere partirse,

los ahogos confunden

al igual que los golpes,

¿Quieres llorar o gritar?

*

Lo prohibido desata

las furias mejor sepultadas.