Dependo


La verdad es que a usted

no le hace falta tanto mi buen día,

yo rodando entre grises negráceos

me cobijo en la suerte de dar con la salida.

*

La libertad completa es el suicidio

solté los lazos del Parnaso pero aún

pendo de la soga de cierta indiferencia,

busco el reemplazo de mi punto débil.

*

Confieso que dependo

de ese esencial néctar

que solo brota de su boca,

que lamento y por él sobrevivo.

*

Así me encuentro

medianamente humano;

fue todo lo que pude,

distante y envalentonado

en dirección a la energía Universal.

Anuncios

Pronto


Pronto,

yo también quiero sentarme

a la mesa de tu banquete listo.

*

Déjalo

aléjate ahora y dispongamos de todo,

que si sigues allí nada habrá luego.

*

Corre

no importa el vendaval repentino,

si te persigue alguna turba la espero.

*

Locos

nos dirán más que eso los que odian,

mis manos apaciguan la malicia bífida.

*

Amor

es todo esto no lo olvides,

será prohibido en las leyes del hombre

en tus brazos no existe juez que nos alcance.

Distancia


Me aturde la distancia y el silencio

no puedo beber la miel que liban tus labios,

el mundo teme por tu falta

la única ausencia que imploro se interrumpa.

*

Recuerda, limítate a las suposiciones

lo que late en mi tan fuerte

rompe cualquier impedimento,

tu lugar, el mío, recuérdalos.

*

Mis ojos buscan incluso hasta la efímera

señal de tus deseos o mensajes,

una luz, una brisa,

cualquiera de estos es mi alimento.

*

Intentaré olvidar las precauciones

sabiendo que algo mal en esto hago,

mis sueños duermen en tu almohada

no fuerzo las ganas que no tengo de olvidarte.

Dedicado a José


Que dolor saber que ya no vas a estar, me prometí tantas veces que seríamos amigos, me prometí tanto que me olvidé que las promesas se alimentan del tiempo, y el tiempo no avisa, el tiempo acelera y mientras uno para él sigue, parece lento pero te saca siempre ventaja, mientras vivo preocupado por todo lo que no es importante se me arranca otro pedazo de lo poco que queda, ya estoy reseco, yo ya no sangro más, de los pocos que había como vos ahora queda uno menos, me duele muchísimo saber que ya no estás, vivo cada día más triste y ahora te estoy llorando, este mundo de mierda no te merecía, tengo mucha bronca, hace mucho que no lloraba, te conocí mucho en poco tiempo, vos fuiste uno de esos que me empujó para que yo no me muera, te debo desde hoy darle sentido a mi vida, no tengo excusas para no hacer algo con este cuerpo estúpido que cargo. Estoy rodeado de gente de mierda y vos que eras único te tuviste que ir carajo, que egoístas que somos, otra vez esta condición humana de mierda me hace fallar. Te voy a extrañar mucho negro, la puta madre, yo se que ahora te vas a pasear por cielo Mapuche, vos no eras de acá, vos eras de allá…te imagino cruzando la puerta del Sol saludándome. Chau José, espero verte pronto. Cada día es más difícil. Gracias donde estés.

¿Que diría?


¿Y si se arrepintiera

aquel que tanto le molesta?

Si declarara: ¡Soy vago y me retracto!

¿Si dijera que ya nunca robaría?

Acaso usted ¿perdonaría?

*

Si ya contento usted ¿aplaudiría?

una vez reformado,

esta escoria ahora limpia,

¿De cual de sus problemas

usted se encargaría?

*

De sus cuatro hijos

el pequeño se enferma,

¿Que remedio al niño le daría?

¿O que se muera pues ya no es su problema?

*

Los ladrones son cosa del pasado

(al menos los de barrio),

ya marcados ¿Donde trabajarían?

de esta parte usted nunca se olvidaría

¿No es así gente querida?

*

¿Si se drogara alguno de ellos

y las ansias; que cuesta controlarlas,

le pidan derrumbarse?

¿En que habitación usted consolaría?

a tantos jóvenes con una vida

marcadas por pasados funestos,

historias entregadas sin reniego.

*

Me es tan fácil soltar la lengua

como a usted las ideas,

¿De que hablamos cuando largamos

el aire sin forma en dirección a todo?

¿Cuantas noches vencidas

producto del desvelo su alma conocía?

 

¿Cuanto más?


Hay una piedra clavada en el desierto

como un mástil,

mi alma ondea apenas atada

un vencido sin amigos o enemigos,

una guerra entre nadie y yo,

una guerra perdida.

*

Ruedan los cantaros al suelo,

tinajas se quiebran y despedazan,

en algún lugar el cuerpo sigue la pendiente

escucho todo el silencio cada día.

*

Sueño con el incesante descanso,

anhelo abubillas recordándome el cielo,

¿Porqué las formas impiden un sitio?

¿Serán deudas ajenas las que pago?

¿Cuanto más es la espera para no esperar más?

RES COGITANS


Siento cada día lo inútil del cuerpo

me ata a él la vida y ciertas perversiones,

es básico y me arrastra,

debo seguirlo, no se puede salir de él.

*

Sueño un ser anfibio,

apacible en el fondo, quieto,

mientras todo gira a su alrededor, sus ojos caen,

su cáscara en realidad, y todo se desprende de sí.

*

La dimensión que me socava se extingue,

los planos se desdoblan pero el cuerpo no pasa,

un periscopio espectral observa tímidamente un azul opiáceo,

vuelve a mi boca y se confunde en la materia.

*

El pensamiento parece fluir con el éter,

radiación propulsada por la energía configurada por el espíritu,

la última representación del hombre y la que deja de ser,

su obra maestra, el alma.