Forma de vida


Y aún en el pensamiento más puro, aquél que hice que brotara de mi alma, forjado con la mayor precisión de mis memorias, con la intención de arrojarme en candil hacia el infierno del pecado del hombre, me extinguí como un niño abrazando el cadáver de su difunto padre y allí con ello, mis energías se derritieron por mis venas como el cebo de la última vela de mi foso, lugar donde enterrados yacen infinidad de formas, de ideas muertas por su debilidad ante el exilio de mi mente.

Luché, sabiendo que el final sería éste.

Anuncios

Publicado por

danyvaiwithjoe

Músico, garabateador de frases...

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s