El la tomó por la cintura y le dijo al oído con vos densa y dulce:

– Si me lo pides, puedo ser el cementerio de los recuerdos que quieras olvidar. – 

Ella con lágrimas y bronca le contestó:

– ¿Y si el recuerdo que quiero olvidar es el tuyo? –

De donde 2 son 4. (Extracto)

 

Anuncios

Publicado por

danyvaiwithjoe

Músico, garabateador de frases...

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s