Del camino y lo que esperas.


Quizás tanto esperar

nos dé un final inesperado,

dependerá su encanto

de lo pasado.

*

Si han florecido sus palabras

aquellas almas libarán la esencia,

su dulce sabor; si lo es,

despertará ese sitio sepulto acarreado.

*

Y aunque injusto le parezca

esto nada le asegura,

cada cual izquierda o derecha

los caminos se conforman de ladrillos

los méritos adornos para un final sin luz.

 

Anuncios

En tú búsqueda.


Desocupa el espacio

con la gracia del perfecto

metrónomo que dicta la pausa correcta,

arquea bordes de azahares

soltando primaveras todo el año.

*

Así su esencia se desgrana

dejando el aire impregnado de nostalgia,

sigue mi corazón latiendo

en ese perfume contínuo y pasajero

me asgo a la ausencia casi presente de su paso.

*

Mi lugar lejano en tu paisaje

es mío y no reniego,

darán mis pasos algún día con camino

certero y a la espera

los brazos sin nombre del destino.

Proceso – Ego identificado


Socavan lo poco perfecto

la endeble estructura áurea que rodea,

sus roncas conciencias despiertan

con su indiferencia el rugoso recelo

de mi latente fervor cotidiano.

*

Aprendo hoy, pasado los días,

intento en realidad,

a desarmar el ego que han creado

el pasado, mi historia y mis acciones.

*

Reboso de energía compulsiva

ante los supuestos errores circundantes,

con la esperanza de poder ayudarles

grave mi error por fin comprendo,

cada tiempo, cada alma, cada cuerpo.

*

Dirijo ahora las ansias al centro

sitio de mi energía, motor,

con el deseo y el sueño de la acción

el plan se traza solitario y solemne,

ya comienza la historia elegida.

De las partidas


La mirada imbatible

derrumba mi coartada,

es así, te observo

te extraño y te deseo.

*

Mi corazón late pidiendo

saber si en mi tu piensas,

¿Será que mi dibujo

ya ni sombra contornea?

*

Se desprende apesadumbrado

el recuerdo del bolsillo del alma,

el abrigo del corazón herido

el recuerdo de la vuelta a la soledad.

*

Así te vas, ligera

y entre mis ojos tu partida borrosa,

eterna pues en mi

el adiós transcurre infinito.

 

Limitaciones


Si supiere que el tiempo

es corto y preciso,

cercano y tajante

reseco de virtudes,

advertiría a ciertas emociones

su expresa voluntad en breve.

*

De saber el final

de ciertos hilos en mi historia,

precisamente el plazo

no olvidaría

decirle a cada uno lo correcto.

*

Los amores con dudas

sujetos al mensaje lo sabrían,

si supiere que el tiempo se termina

los miedos serían obligados,

deberían actuar antes de lo pactado

que en su momento nunca es lo correcto.

*

Si del tiempo las sombras fueran menos

las desdichas sin razón se morirían,

a lo sumo por pocas su poder mermaría

y de la vida corta una estancia querida

haga la nueva forma de medir los suspiros,

los errores franqueables por fin merecidos.

 

Dedicado a José


Que dolor saber que ya no vas a estar, me prometí tantas veces que seríamos amigos, me prometí tanto que me olvidé que las promesas se alimentan del tiempo, y el tiempo no avisa, el tiempo acelera y mientras uno para él sigue, parece lento pero te saca siempre ventaja, mientras vivo preocupado por todo lo que no es importante se me arranca otro pedazo de lo poco que queda, ya estoy reseco, yo ya no sangro más, de los pocos que había como vos ahora queda uno menos, me duele muchísimo saber que ya no estás, vivo cada día más triste y ahora te estoy llorando, este mundo de mierda no te merecía, tengo mucha bronca, hace mucho que no lloraba, te conocí mucho en poco tiempo, vos fuiste uno de esos que me empujó para que yo no me muera, te debo desde hoy darle sentido a mi vida, no tengo excusas para no hacer algo con este cuerpo estúpido que cargo. Estoy rodeado de gente de mierda y vos que eras único te tuviste que ir carajo, que egoístas que somos, otra vez esta condición humana de mierda me hace fallar. Te voy a extrañar mucho negro, la puta madre, yo se que ahora te vas a pasear por cielo Mapuche, vos no eras de acá, vos eras de allá…te imagino cruzando la puerta del Sol saludándome. Chau José, espero verte pronto. Cada día es más difícil. Gracias donde estés.

Sueño programado.


En un baldío cuelgan

sin reparo

las memorias resecas del olvido

son mías y lo ignoro.

*

Su guardián inconsciente

me observa a la distancia,

en las vigilias afortunadas

sólo me acerco.

*

Su campo cubierto de hojarasca

rodeado de rosas rechazadas,

me delata,

o creo que me advierte.

*

El aire turbio me ahoga

y caigo de rodillas

me veo reflejado

me invito a sumergirme.

*

De allí me fui

me atravieso en corrientes

húmedas de luces vívidas,

me conozco fugaz y me despierto.