Frankenstein o “Hazte la idea de a pedazos”


Con el cuchillo de la palabra en la mano

me cerceno en donde cada parte de mi ser cambia de forma,

los enteros ficticios nos presionan

no sabíamos que eramos un montón de partes.

*

A los que odian les arrojo mi alma

un sangriento festín que les produce arcadas,

la carne magra y sana de mis pensamientos

les inundará con la sangre caliente las cobardes entrañas.

*

Quizás ya es demasiado tarde

pero si todavía puedo pensar, puedo elegir,

elijo caminar por el intento y morir a los pies del resultado

sólo yo soy dueño de mi muerte,

el cese de mi existencia, barato, no me preocupa

el cuerpo que arrastro suele fallar tarde o temprano.

Es o al menos debería.


Lo que no es

es la nada,

lo que es

es todo lo que debiera serlo.

*

Lo que se aprueba

es un gris cataléptico,

lo que no es

se absorbe sin alarmas biológicas.

*

Lo que debería

suspendido y firme

reposa sobre un horizonte inquieto,

inalcanzable dicen aquellos que

se esfuerzan en bloquear los caminos.

*

Lo que debería ser

ahí está,

tan cerca que entorpece

por la ceguera artificial que conseguimos.

En el corazón del miedo


Allí

donde sólo impera el ego,

ser juez, verdugo y carcelero,

puede volverse peligroso.

La fantasía de cierta

justicia sin reglas,

llama a la verdad

o también anarquía.

*

Allí

donde los secretos,

podrían ser eternos

yacen las cadenas del castigo

corroídas por la sangre reseca

de viejos enemigos,

de amores imposibles,

al final del juicio el veredicto

ningún fuego apagado,

ningún dolor vencido.

Mi niña, ya no.


Tendré que aceptar

que tus colores deben ser

aquellos que se llevan

lo vivido y hacerte sombras.

¿Serás un eco hasta el final?

*

Quizás en las últimas horas

vuelvas a mí,

se fundan los recuerdos

en el beso del ángel y el jamás.

*

Adiós mi niña

te vas y algo te llevas,

debo decirte adiós

sin que lo quiera.

*

¿Podremos intentarlo una vez más?

¿Quizás jugar de nuevo en la próxima vida?

*

Siento en lo más profundo

de mi alma cálida,

un derrumbe de columnas gélidas

como glaciares transformándose.

Blackout


As an archive

my fingers walk into the folders,

of my collapsed memory

searching for the rupture, the disconnection.

*

¿Where is the gap?

Because of me I’m other

I’m a foreigner in my shoes,

proyections wich my body can’t follow, reproduce,

my mind asks ¿Why?

*

Papers in front of me

freezeds,

they fall as leafs,

in this room we have a lost it winter.

*

Put your hand, your tongue,

lick my ear and live the answer,

the honey, the punch,

the elixir to grow.

*

Now I just can dream

and follow sheeps.

Te respeto, me respetas.


A lo único que le permito me envuelva en remolinos y me escupa las lluvias más violentas es a la naturaleza, no voy a pretender que siendo suprema y creadora de todo lo hermoso de este mundo acepte condiciones mías, pero a quién esté de igual a igual a mi, otro ser humano, no le tolero que intente transformar mis tardes en inviernos gélidos, cuando en mi pecho laten los veranos iridiscentes de mis fantasías. Las únicas cadenas que acepto son las que me colocan mis palabras.✒️

Lu Mancío Vurbúrido – (Jitanjáfora N° 1)


Libelualar expósis vel cuxo

prácxiso sulmenar selenatis

borceso pualsico demericisíver.

*

Búbaro lítido tirrílmeno

sobórbida meliévelo levamne

gubirbelo suprusie cavijterdioung.

*

Cuvurbie ol caminmeo vulviollo

bilipidás cujantes lamidan

galabeos sununden leks ramoyuruo.

*

Alamnto culular suplaquea lamborvibideou,

¿Pruvira suo comilat varguenduots?

Sualmi dubiluetzo amleut bigenstuolvuri.

Faltantes – (Regresión N° 5)


Se desprenden con el frío

las hojas del recuerdo,

el esfuerzo de revivir la imagen

sacude la copa del momento,

el color, los bordes menguan.

*

Lo incierto inunda la espera

aunque el futuro pueda apremiar,

lo sucedido es un cadáver tibio

(lo improbable)

un balde pinchado de certezas.

*

El calor, la humedad del susurro,

hoy el silencio lo agudiza todo,

en el mismo lugar yace la nada

en el mismo lugar

hoy nuevos muebles.

Lo que llevamos algunos.


Algunos de nosotros

no estamos en conflicto

con caprichos o con la ausencia fetichista

de las mercancías.

*

Algunos de nosotros

convivimos con erupciones intestinales

cuando caminamos por el mundo,

cuando en el más atroz de los silencios

una gran parte de todo muere

en el incendio invisible del egoísmo,

de la traición y de la corrupción crónica del hombre,

que cree que vivir es sólo mirar hacia delante

y trepar por la escalera sangrienta del éxito.

No puedo respirar (Crónicas de Minnesota)


No puedo respirar,

las reglas del juego

nos dan desventaja

la sordera crónica continúa.

*

Por favor, sáquenme de aquí,

alguien agota mi tiempo

no puedo decidir,

corro detrás de las carrozas.

*

La sangre y la saliva

dibujan en el asfalto

la pregunta muda,

¿Seremos parte alguna vez

de un mundo justo?

*

Mis colores están en su caja

las formas en la naturaleza,

las ideas que flotan sin espinas

deberían pulular en los jardínes.

*

Millones pierden la oportunidad

el tiempo es poco,

las promesas vetustas se maquillan

la verdad debe ser inmediata para todos.