No lo niego


Por mis entrañas oigo

recorriendo la ira con sus sombras,

apresurada a trompicones

por su naturaleza violenta.

*

Sueña con tomar el control

manifestarse,

obligarme a vomitar el ácido ya,

que drena lento por lo sucedido.

*

Injusto la detengo

pues algo de razón la trae,

se que es en vano y así lo intento

yo también quisiera no lo niego

pero que muera la mentira

en su origen es  suficiente premio.

*

No siempre se puede

desear lo correcto.

Anuncios

Mi mujer ajena


Agradezco la deliberada reacción

de tus olvidos,

del perpetuo y sutil descuido

que desgarró la soga de lo idílico.

*

De tus lágrimas vacuas

se regó la pena,

se embebió el presente

dibujando sombras en los anaqueles.

*

Y en mis recorridas

de mil soledades,

nunca te encontré

fragmentaste hasta la última

estela de sabor y perfume.

Naturaleza


Descubrieron la forma

de heredarnos la capacidad

de evitarla casi por completo,

¿Cómo aceptamos eludir sus verdes?

¿Cuál fue la idea que elegimos

y decidimos atravesarla evadiéndola?

*

Ella en sus formas nos rodea

su abrazo lento se quiebra,

su pureza se retrae por la indiferencia

creemos que ya no reinará

triste espera nuestra destrucción

para cubrirlo todo y empezar de nuevo.

¿Cómo? – (Variante)


¿Cómo será el mensaje

que se clave en el pecho del mundo

y derrita el calabozo del odio

donde guardan las palomas muertas?

*

¿Cómo será el método

que deslumbre la pantalla borrosa

y derrumbe las antiguas estatuas

de sombras paganas anquilosadas?

*

¿Cual será la palabra

que en la boca se embeba

del amor nutrido

y alimente el mundo?

 

Del camino y lo que esperas.


Quizás tanto esperar

nos dé un final inesperado,

dependerá su encanto

de lo pasado.

*

Si han florecido sus palabras

aquellas almas libarán la esencia,

su dulce sabor; si lo es,

despertará ese sitio sepulto acarreado.

*

Y aunque injusto le parezca

esto nada le asegura,

cada cual izquierda o derecha

los caminos se conforman de ladrillos

los méritos adornos para un final sin luz.

 

En tú búsqueda.


Desocupa el espacio

con la gracia del perfecto

metrónomo que dicta la pausa correcta,

arquea bordes de azahares

soltando primaveras todo el año.

*

Así su esencia se desgrana

dejando el aire impregnado de nostalgia,

sigue mi corazón latiendo

en ese perfume contínuo y pasajero

me asgo a la ausencia casi presente de su paso.

*

Mi lugar lejano en tu paisaje

es mío y no reniego,

darán mis pasos algún día con camino

certero y a la espera

los brazos sin nombre del destino.

Proceso – Ego identificado


Socavan lo poco perfecto

la endeble estructura áurea que rodea,

sus roncas conciencias despiertan

con su indiferencia el rugoso recelo

de mi latente fervor cotidiano.

*

Aprendo hoy, pasado los días,

intento en realidad,

a desarmar el ego que han creado

el pasado, mi historia y mis acciones.

*

Reboso de energía compulsiva

ante los supuestos errores circundantes,

con la esperanza de poder ayudarles

grave mi error por fin comprendo,

cada tiempo, cada alma, cada cuerpo.

*

Dirijo ahora las ansias al centro

sitio de mi energía, motor,

con el deseo y el sueño de la acción

el plan se traza solitario y solemne,

ya comienza la historia elegida.