Opacidad


Miserable la lengua

que dibuja sueños,

en la distancia

difícil percibir lo cierto.

*

Borrosa es la imagen

que proyecta el espíritu endeble,

preciso es valorar

el núcleo de nuestra integridad.

*

No brilla la opacidad renegada

vidrios astillados se clavan en las manos

aunque la intención sea válida,

lo que muere, dejarlo morir.

Anuncios

Dirección


¿Elegir?

cuando el tumulto se transforma en horda

las palabras se apagan entre pasos presurosos,

¿Es la voz el error?

¿Instrumento sutil de lo mundano?

*

¿De que sirve intentar si no hay un fuego?

¿Si los gritos de socorro se extinguieron?

Los héroes desempleados, deprimidos,

excedidos de peso y calvos.

Los divulgadores científicos desatendidos,

la cultura líquida se cuela por los agujeros del silo,

un alimento antiguo, podrido.

*

¿A donde vamos…que nos espera?

¿En quién estoy pensando?


Tus palabras heridas

ruedan sobre el texto nocturno,

“Te necesito”

*

El insomnio me alerta

y entre el débil brillo

alcanzo a percibirte.

*

¿Será que sufres por mi ausencia?

¿El tiempo te ha quebrado y eres otra?

Tal vez de idealizar no me he cansado.

*

Suelto mi respuesta desnuda que atraviesa

el túnel de espinas que allí sigue,

desangrada llega inconfundible

y la respuesta repetida da la pista.

*

Tu frío atravesado te asemeja

a seres que la ciencia no conoce,

es como un día Joviano

de golpe día y al breve noche.

*

Debo quitarme los grilletes

que fingen enganchados,

en las paredes muertas

de la funesta dimensión fallida

creada en un pasado turbulento.

Impertinente añoranza


Y aunque lo intento

soy incapaz,

aquí no cuajan las cuestiones

del tipo que se esfuerza,

ni incluso voluntades.

*

No puedo separarme

de los sentidos profundos,

del latir cotidiano exagerado,

de las pasiones vanales para el mundo

del amor por los seres como antes.

*

Anquilosado cada día

el espíritu encadenado me rodea,

araña irresoluto mi figura

y clama en su universo de lamentos.

*

Mis ojos ven algo que no existe.

Intentar.


Es que no quiero el adiós

y hay algo más que la dicotomía,

en otro sitio se guarda la esperanza

espera como nadie y su paciencia eterna.

*

Es un cuartito de color naranja

en una mesa reposa sobre el codo,

y el plato de chapa vacío

con vestigios de sopa de memorias.

*

Allí mi ser dibuja en las paredes,

las crayolas que se parten ruedan por el piso

y entre trazo y trazo su sonrisa lo emociona

el no sabe que la historia se da bajo sus pies.

*

Es tarde y doy vuelta la llave

me aseguro que te quedes ahí,

duele no dejarte intentar

confía en mi, esta vez es en vano.

No lo niego


Por mis entrañas oigo

recorriendo la ira con sus sombras,

apresurada a trompicones

por su naturaleza violenta.

*

Sueña con tomar el control

manifestarse,

obligarme a vomitar el ácido ya,

que drena lento por lo sucedido.

*

Injusto la detengo

pues algo de razón la trae,

se que es en vano y así lo intento

yo también quisiera no lo niego

pero que muera la mentira

en su origen es suficiente premio.

*

No siempre se puede

desear lo correcto.

Mi mujer ajena


Agradezco la deliberada reacción

de tus olvidos,

del perpetuo y sutil descuido

que desgarró la soga de lo idílico.

*

De tus lágrimas vacuas

se regó la pena,

se embebió el presente

dibujando sombras en los anaqueles.

*

Y en mis recorridas

de mil soledades,

nunca te encontré

fragmentaste hasta la última

estela de sabor y perfume.